Bolivia

Parálisis por protestas contra el alza del combustible

En El Alto se levantaron barricadas en la calle para cortar la circulación
En El Alto se levantaron barricadas en la calle para cortar la circulación © Reuters
Texto por: María Carolina Piña
3 min

Las principales ciudades de Bolivia estaban bloqueadas este jueves por un paro de transporte colectivo. Otros sectores se alistan para las protestas en contra de la decisión gubernamental de eliminar los subsidios a ciertos combustibles. Evo Morales da luz verde a los transportistas para que decidan sus tarifas.

Anuncios

No vamos a discutir el hambre y la miseria del pueblo.

Jaime Solares de la Confederación Obrera de Bolivia.

Este jueves los bolivianos que deban ir a trabajar tendrán que ingeniárselas. Las principales ciudades del país se encontraban paralizadas por la protesta general contra el alza de los precios del combustible.

En la ciudad de La Paz, el trasnporte colectivo había desaparecido casi por completo desde tempranas horas lo que dificultaba el traslado para miles de capitalinos.

En El Alto se levantaron barricadas en la calle para cortar la circulación, en una protesta que se inició el miércoles cuando fue quemado un vehículo en desuso y colocado en la principal autopista que lleva a La Paz.

En Santa Cruz de la Sierra, la capital económica del país, también se cumplió el paro del transporte, mientras que organizaciones cívicas anunciaban marchas para más tarde este jueves.

Estas acciones se hacen en protesta contra decreto gubernamental anunciado el domingo pasado por el cual se suprimen los subsidios a ciertos combustibles. Esta decisión generó un incremento del 82% sobre el precio de la gasolina, y del 73% sobre el diésel. Siendo el combustible un rubro neurálgico, se espera que esta alza repercuta en otros productos como los alimentos y, por ende, en la inflación.

Apenas conocida la noticia del decreto, algunos transportistas duplicaron las tarifas del pasaje público. Lo mismo hicieron los taxistas quienes desde el lunes incrementaron sus precios en 100%.

En un esfuerzo por calmar la situación, el presidente Evo Morales anunció el miércoles un alza del salario mínimo del 20% e incentivos para algunos sectores. Pero quizás esto no sea suficiente para aplacar los ánimos de la población que teme que esto no será suficiente para contrarrestar la carestía que se avecina.

Por otro lado, Morales, firme detractor del libre mercado, dejó el jueves libradas a las fuerzas del mercado las nuevas tarifas del transporte colectivo.

“En el fondo sabemos que automáticamente el mercado regula, sube, baja, es el mercado”, dijo.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas