EEUU/CUBA

Obama vuelve a suavizar el embargo a Cuba

Dos mujeres entran en una oficina de Western Union de La Habana el 28 de diciembre de 2010.
Dos mujeres entran en una oficina de Western Union de La Habana el 28 de diciembre de 2010. Reuters/Enrique De La Osa

La Casa Blanca flexibiliza los envíos de dinero y las condiciones para viajar a la isla. Todos los aeropuertos internacionales de EEUU podrán ofrecer vuelos a la isla y cualquier estadounidense podrá enviar un máximo de 500 dólares por trimestre a la isla, siempre que ese dinero no vaya a personas relacionadas con el Gobierno cubano.

Anuncios

El Gobierno de Estados Unidos anunció anoche nuevas medidas respecto a Cuba que profundizan en la política de apertura diseñada por Barack Obama. La Casa Blanca justificó la decisión como un esfuerzo para conseguir una más rápida democratización del régimen dirigido por los hermanos Castro.

Entre las medidas adoptadas por EEUU destaca la flexibilización de los viajes a Cuba, la autorización de operar vuelos desde más aeropuertos rumbo a la isla y una mayor libertad para enviar remesas, en un nuevo esfuerzo "para apoyar al pueblo cubano", según explica un comunicado emitido por el Gobierno estadounidense.

Los estadounidenses que quieran viajar por motivos religiosos, académicos, culturales o deportivos a la isla podrán hacerlo con más facilidad, en algunos casos con permisos generales, lo que les evitará tener que solicitar la autorización en cada ocasión. Todos los aeropuertos internacionales en Estados Unidos podrán ofrecer vuelos a la isla, en tanto tengan servicios adecuados de aduanas e inmigración y que esos vuelos sean operados por proveedores autorizados.

Asimismo, cualquier estadounidense podrá enviar dinero a cubanos, por un máximo de 500 dólares por trimestre, para apoyar actividades económicas privadas, siempre y cuando los beneficiarios no sean altos funcionarios del Gobierno ni del Partido Comunista.

Algunos de los cubanos en el exilio se oponen a esta postura de acercamiento, ya que entienden que ayudan al régimen dirigido por Raúl Castro. Otros exiliados, más moderados, mantienen en cambio que un mayor contacto entre las comunidades de los dos países puede propiciar el cambio político que desean para Cuba.

Con esta decisión, el presidente Obama da un paso más en el proceso de acercamiento a Cuba que comenzó con las medidas liberalizadoras anunciadas en abril de 2009, poco después de su llegada al poder.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas