Saltar al contenido principal
Colombia

Matan a ‘Alfonso Cano’, líder de las FARC

Texto por: Mauricio Latorre
3 min

El presidente colombiano Juan Manuel Santos confirmó la muerte de alias Alfonso Cano, el máximo jefe de las FARC desde 2008. El mandatario exigió a la guerrilla que deje las armas, mientras el ministro de Defensa asegura que Cano murió “en combate”. 

Anuncios

En un discurso desde la ciudad de Cartagena, Santos aseguró en la noche del viernes que “cayó el número uno de las FARC” y que “es el golpe más contundente que han recibido en toda su historia”. El mandatario lanzó un llamado a la desmovilización del grupo guerrillero. “De lo contrario terminarán en una cárcel o en una tumba”, sentenció Santos. 

Casi en simultáneo, el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón dio detalles del operativo militar en el que participaron más de 800 efectivos y aseguró que Cano murió en combate. "En una operación que se inició desde hace varios días, pero que se materializó a partir de las 8 y media de la mañana (del viernes) cuando tropas de las fuerzas militares iniciaron una operación de bombardeo, en un área del departamento del Cauca (sudeste).”

“Allí cayeron algunos miembros de la estructura de seguridad de alias Alfonso Cano", señaló Pinzón quien indicó que Cano cayó en una “situación de combate y de persecución” cuando el ejército inició un cerco militar del área donde se encontraba con su grupo. El ministro agregó que en el operativo murió también una mujer que podría ser su compañera sentimental.

Guillermo León Sáenz Vargas, alias Alfonso Cano, tenía 63 años y era un universitario de clase media que había ascendido al mando máximo en 2008, tras la muerte (por causas naturales) de Manuel Marulanda o Tirofijo, el fundador de las FARC. En todo caso es un nuevo golpe muy duro para la principal guerrilla del país, desde aquel año perdió a sus principales cabezas como los alias Iván Ríos, Raul Reyes y Mono Jojoy.

Entre las reacciones, el ex presidente Andrés Pastrana (1998-2002) aseguró que “éste es un punto de inflexión para las FARC. Lo que queda de liderazgo tiene que pensar muy seriamente en ir a una negociación y de esta manera lograr los colombianos la paz”.

Cano había salido a la luz pública cuando encabezó la delegación negociadora de la guerrilla en las conversaciones de Caracas en 1991 y en Tlaxcala (México) en 1992. Había participado también en los fallidos diálogos con el gobierno Pastrana en la zona del Caguán.

En declaraciones a RFI, el sociólogo francés Daniel Pecaut, director de estudios en la Escuela de Altos Estudios de Ciencias Sociales (EHESS), dice que ahora las FARC están ante un dilema histórico: “Ir hacia una negociación con el gobierno en un momento en que están muy debilitadas y que el gobierno cuenta con un amplio apoyo, o mantener la lucha corriendo el riesgo de caer en una ‘descomposición’ de muchos frentes, que puedan operar por su cuenta o dedicarse cada vez más al tráfico de drogas. Tras la muerte de Cano la incógnita es si queda alguien dentro de las Farc capaz de encarnar el liderazgo para encarar una u otra vía.”

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.