Colombia

Santos rechaza el canje de rehenes y las liberaciones con ‘show’

Una mujer en Panama en la manifestación contra las FARC, el 6 de diciembre de 2011.
Una mujer en Panama en la manifestación contra las FARC, el 6 de diciembre de 2011. REUTERS/Alberto Lowe

Las FARC anunciaron este martes 6 de diciembre de 2011 que van a liberar a un número indeterminado de rehenes, tras la marcha contra esa guerrilla y por la liberación de los secuestros. Santos condicionó un acuerdo de paz a la liberación de todos los rehenes. Como ‘poco realista’ calificó Santos una rendición humillante de las FARC.

Anuncios

“¡Libérenlos ya!” fue el grito unánime de los manifestantes de Bogotá al ser pronunciados este martes cada uno de los nombres de más de un centenar de personas secuestradas en el país, incluidos los 11 policías y militares que siguen en manos de las FARC desde hace más de 12 años.

Decenas de miles de colombianos salieron a las calles de varias ciudades de Colombia y el extranjero a exigir el fin del secuestro y de la violencia de las FARC. Lo que desató la protesta fue el asesinato, el 26 de noviembre, de cuatro policías y militares que las FARC mantenían en su poder desde hacia más de 12 años.

Según el Gobierno, los cuerpos fueron encontrados por tropas del ejército en una zona selvática de Caquetá (sur) tras entrar sorpresivamente en combate con rebeldes de las FARC. La guerrilla sostiene que se trató de un “demencial” acción de rescate.

La marcha no fue sin embargo tan concurrida como la que reunió a millones de colombianos contra esa guerrilla en febrero de 2008. ‘Salieron menos personas de las que se esperaba’, dijo a la prensa Santos, quien salió a manifestar en una localidad cercana a Bogota. El presidente explicó en parte ese hecho por las fuertes lluvias que azotan a la capital.

En las redes sociales, sin embargo, numerosas personas rechazaron el apoyo del Gobierno a la protesta así como el hecho de que no hayan sido incluidos los secuestrados de otros movimientos armados, entre otros los paramilitares y las bandas delincuenciales organizadas. “No es una protesta contra nadie”, afirmó el vocero de una de las organizaciones que convocaron la protesta. Pero en las calles de las principales ciudades de Colombia se veían carteles y reclamos contra las FARC.

El presidente Santos reiteró su exigencia para iniciar un acuerdo de paz con las FARC: “Nosotros lo que queremos es ver una voluntad real de llegar a un acuerdo de paz, y una de las formas de expresar esa voluntad es liberar a los secuestrados unilateralmente, sin condiciones y sin show”, manifestó el mandatario a la radio RCN.

Santos reconoció que “no es el camino ni es realista” pretender que la guerrilla va a “rendirse de forma humillante”. También subrayó que su Gobierno está dispuesto a “sentarse a dialogar sobre cómo llegar a la paz” siempre y cuando haya una “voluntad de paz” por parte de las FARC.

La guerrilla de las FARC, por su parte, anunció a través de su página web la intención de liberar a rehenes, sin precisar su identidad o alguna fecha, después de la marcha. Las FARC prometen “concretar (...) la liberación unilateral de los prisioneros de guerra que en misiva anterior les anunciamos, a pesar de que algunos de ellos cayeron en el insensato intento de rescate militar”, dice el comunicado difundido por Internet.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas