Caso AMIA

Culmina sin resultados primera negociación entre Argentina e Irán

Ochenta y cinco personas murieron en el atentado contra la mutual judía.
Ochenta y cinco personas murieron en el atentado contra la mutual judía. AFP PHOTO/ALI BURAFI

La primera ronda de negociaciones sobre el atentado contra la mutual judía en Buenos Aires, que dejó 85 muertos, concluyó sin avances palpables. Irán, que se niega a extraditar a ocho sospechosos requeridos por la justicia argentina, rechazó ‘cualquiera de las acusaciones’ contra sus ciudadanos. Pese a los anuncios oficiales de que proseguirán los contactos, el presidente de la AMIA criticó la respuesta iraní y consideró que ‘se terminó’ la mesa de diálogo.

Anuncios

La primera fase de discusiones entre Argentina e Irán celebrada esta semana en Ginebra terminó con un sinsabor para la diplomacia del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que ha apostado por una nueva estrategia de negociaciones con Irán para hallar a los culpables del atentado contra la mutual judía AMIA de 1994, que dejó un saldo de 85 muertos en Buenos Aires.

Mientras la justicia argentina busca con esta iniciativa la cooperación de Teherán y poder juzgar a ochos funcionarios o ex funcionares por su presunta participación en el ataque terrorista, la cancillería iraní rechazó “todas las acusaciones”.

“Nosotros condenamos el terrorismo, nosotros rechazamos cualquiera de las acusaciones contra nuestros ciudadanos y nosotros declaramos nuestra disposición a la revisión detallada de quienes perpetraron este incidente", declaró el vocero de la cancillería iraní, Ramin Mehmanparast.

El funcionario añadió que ambos países “acordaron continuar negociaciones en el futuro”, aunque sin mencionar ni cuándo ni dónde se celebrarían. "Las negociaciones (con Argentina) están en curso y continuarán hasta que conduzcan a un resultado claro", agregó.

La cancillería argentina no se pronunció el martes sobre este primer contacto. En cambio, los representantes de la comunidad judía argentina juzgaron severamente este primer encuentro.

"Sentarse en esta mesa de diálogo, en la que insistimos no confiamos en esta presencia de Irán, y decir que sus ciudadanos no tienen nada que ver es decir que la mesa se terminó", consideró el titular de la AMIA, Guillermo Borger.

"El fiscal (Alberto) Nisman, quien hizo un trabajo serio, responsable, objetivo y contundente, determinó la responsabilidad de los iraníes", aseveró Borger. Si los ciudadanos iraníes “no tuvieran nada que ver, que vengan y que los demuestren ante la Justicia como pidió la presidenta”, sentenció.

Igualmente crítico con la negociación, el representante de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentina (DAIA), Aldo Donzis, advirtió al gobierno argentino que los fallos judiciales “no se negocian”.

Desde 2006, la justicia argentina exige la extradición de ocho ciudadanos iraníes, incluyendo al actual ministro de Defensa, Ahmad Vahidi, y el ax presidente Akbar Hashemi Rafsanjani, para que sean procesados por el atentado.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas