Estados Unidos

Un tornado en Oklahoma deja 91 muertos y escenas de desolación

Escena de desolación en la localidad de Moore, 20 de mayo de 2013.
Escena de desolación en la localidad de Moore, 20 de mayo de 2013. REUTERS/Gene Blevins

Un potente tornado devastó este 20 de mayo la localidad de Moore, en las afueras de Oklahoma City, causando al menos 91 muertos, entre ellos 20 niños. El balance de muertos podría aumentar pues hay numerosos desaparecidos. Los vientos alcanzaron los 320 km/h.

Anuncios

La mayoría de las dos decenas de niños que fallecieron a causa del tornado que azotó este lunes la localidad de Moore eran menores de 12 años. De las numerosas construcciones afectadas, dos de ellas eran escuelas, una de las cuales se desplomó. Se teme que ahí puedan encontrarse más víctimas, en su mayoría niños que se hallaban en clase cuando golpearon los fuertes vientos.

Los equipos de socorro han estado buscando sobrevivientes en medio de los escombros durante toda la noche. Autoridades locales afirmaron que hay "numerosos heridos". La cadena CNN informó que 145 personas fueron hospitalizadas. 

Moore, localidad situada en los suburbios de Oklahoma City, fue literalmente arrasada. Los vientos oscilaron entre los 260 y los 320 km/h. y el tornado alcanzó a medir 3 km. de ancho. De los 55.000 habitantes, miles se quedaron sin hogar.

El tornado dejó un paisaje de desolación: casas destruidas, muros derrumbados, vehículos destrozados, sobrevivientes deambulando entre las ruinas y al menos un incendio. “Mi barrio parece una zona de guerra”, dijo una habitante de Morre a la radio pública. “Prácticamente no tengo casa”, agregó.

Un responsable de la Casa Blanca dijo que el presidente Obama estaba siguiendo la evolución de la situación y los servicios federales de emergencia están en alerta y dispuestos a prestar toda la asistencia necesaria. La localidad de Morre vivió una tragedia similar en 1999, cuando un tornada causó 41 muertos y numerosos estragos.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas