Brasil

Rousseff ofrece un referéndum para calmar la calle

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff (imágen de archivo).
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff (imágen de archivo). Reuters / Marcelino

Al cabo de una reunión con representantes de los manifestantes, la presidenta de Brasil planteó la idea de un referéndum para instaurar una constituyente que llevaría a cabo una reforma política. También se anunció una inversión masiva en materia de transporte público. Para los manifestantes, pese a la apertura del diálogo, "la lucha continúa".

Anuncios

Escuche el informe con Francho Barón, nuestro corresponsal en Brasil:

En un intento por calmar las masivas protestas contra el aumento del precio del transporte, contra la corrupción y para un mejor servicio público, la presidenta de Brasil Dilma Rousseff propuso "un debate sobre la convocatoria de un referéndum popular que autorice el funcionamiento de un proceso constituyente para hacer la reforma política que el país tanto necesita". En Brasil solo el parlamento puede convocar a un referéndum.

El anuncio ocurrió en el marco de una reunión con los 27 gobernadores y los 26 alcaldes de las capitales estatales, y después de una reunión con una delegación del Movimiento Pase Libre para la gratuidad del transporte.

Sin precisar cual sería el contenido de esta reforma política, Rousseff anunció reformas para luchar contra la corrupción, para mejorar la calidad de la salud pública y decidió una inversión millonaria en materia de transporte urbano.

"Debemos darle también la prioridad a la lucha contra la corrupción de forma más contundente y en todas las esferas. En este sentido, una inciativa fundamental es una nueva legislación que castigue la corrupción "con penas mucho mas severas" y la haga equivalente a un "crimen grave", dijo la dirigente.

La mandataria agregó que se destinarán casi 25.000 millones de dólares para nuevas inversiones en obras de movilidad urbana" y para mejorar el transporte público cuyo coste desató las protestas actuales. Los jóvenes manifestantes del Movimiento Pase Libre (MPL) consideraron el diálogo con la presidenta como un paso adelante, pero advirtieron que la lucha en las calles "continúa".

Las protestas continuaron este lunes, con menos intensidad que en los días anteriores, y muchos manifestantes programaban manifestaciones más concentradas en los días siguientes.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas