Francisco en Brasil

El Papa deja Brasil con el ‘corazón lleno de recuerdos felices’

Misa multitudinaria oficiada por el Papa en Copacabana, Río de Janeiro, 28 de julio de 2013.
Misa multitudinaria oficiada por el Papa en Copacabana, Río de Janeiro, 28 de julio de 2013. Reuters
Texto por: RFI
5 min

El Pontífice partió este domingo rumbo al Vaticano después de una semana cargada de emociones, en el que fuera el primer viaje internacional de su pontificado. En Brasil Francisco criticó la ideologización de la Iglesia y pidió a los jóvenes, que llegaron a tierras sudamericanas en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud, que no tuvieran miedo de ir contra la corriente.  

Anuncios

Había expectativas en torno al primer viaje internacional del Papa Francisco primero, tras haber llegado al Vaticano en marzo pasado. Más aún teniendo en cuenta su destino: Brasil y las Jornadas Mundiales de la Juventud. Pero el primer Papa latinoamericano de la historia de la Iglesia Católica, pasó la prueba ampliamente. Su carisma le valió salir airoso de su primer baño de masas, en el continente con más católicos del planeta y en un país en donde su Iglesia ha visto como religiones como los evangélicos le quitan fieles masivamente.

Escuche el informe de nuestro corresponsal en Brasil, Francho Barón

Tal vez por eso, buena parte de sus intervenciones estuvieron marcadas por el llamado a los jóvenes a evangelizar. Algo que volvió a repetir este domingo en la que fuera os de miles de jóvenes que había pasado la noche en vigilia se su última misa.

El Papa llegó a la playa de Copacabana con el Papamóvil y aclamado por decenas de miles de personas que gritaban a su paso “Viva el Papa”, mientras en la playa cientos de personas se preparaban para el último acto dedicado a los jóvenes de Francisco antes de volver a Roma. Banderas de todo el mundo, pero sobre todo latinoamericanas, ondearon sobre la playa hasta que comenzó la misa. E incluso se organizó una coreografía gigante a la que se sumaron sacerdotes, obispos y cardenales. 

La misa, a la que se asistieron la presidenta Dilma Rousseff, la argentina Cristina Fernández y el boliviano Evo Morales, estuvo cargada de actuaciones musicales que acompasaron toda la eucaristía en la que el Papa Francisco mostró su cara más evangelizadora de la semana brasileña. “La Iglesia os necesita, necesita vuestro entusiasmo, vuestra creatividad y la alegría que os caracteriza”, dijo el Papa a los jóvenes. “Id y haced discípulos en todas las naciones”, añadió Francisco.

Además durante la plegaria del Angelus en la playa de Copacabana, Francisco anunció que la próxima Jornada Mundial de la Juventud se realizará en 2016 en Cracovia, Polonia.

Estos días el Papa también ha llamado a la Iglesia a reconquistar a quienes se convirtieron a otras religiones como el evangelismo, con mucho influencia  en Brasil o a los ateos trabajando en “favelas, cantegriles, villas miseria” para frenar la pérdida de fieles.

En un mensaje menos pastoral, el sábado, en la misma playa de Copacabana en el inicio de la vigilia en la playa, el Papa pidió a los jóvenes que “no miren la vida desde el balcón, que “sean protagonistas del cambio” y no se dejen ganar por la “apatía”.

Luego de la misa, el Pontífice se reunió con un grupo de obispos latinoamericanos, con quienes habló acerca del camino de la Iglesia en el continente.

Una vez en el aeropuerto, el Papa Bergoglio, dijo marcharse de Brasil, y de estas sus primeras Jornadas Mundiales de la Juventud, ‘con el alma llena de recuerdos felices. En este momento comienzo a sentir saudade –nostalgia- de Brasil, este pueblo tan grande y de gran corazón’, sentenció el Papa.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas