México

El senado mexicano aprueba la reelección de legisladores

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto.
El presidente mexicano Enrique Peña Nieto. REUTERS/Tomas Bravo

La Cámara de Senadores aprobó este 3 de diciembre una iniciativa de reforma política que propone la reelección de diputados, senadores y alcaldes; crear el Instituto Nacional Electoral y una fiscalía autónoma. El tema de la reelección no había sido evocado en el Congreso mexicano desde principios del siglo XX.

Anuncios

La iniciativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto plantea que diputados y senadores electos a partir de próximos comicios puedan ser electos hasta por cuatro años y dos periodos consecutivos, y que actualmente son de tres años y seis años, respectivamente. Los alcaldes de los 2.457 municipios del país también podrían ser reelectos. El dictamen, que no contempla la reelección del presidente, fue aprobado este martes con 106 votos a favor, 15 en contra y una abstención.

El dictamen, que aún tendrá que ser aprobado en Cámara de Diputados, se votó sin legisladores del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD, tercera fuerza), que se ausentaron en protesta por supuestos pactos sobre la reforma entre el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN, conservador) que afectan a su formación partidista.

El tema de la reelección en México no se había abordado en ninguna de las múltiples reformas a la Constitución hechas desde principios del siglo XX. Varios historiadores opinan que la reelección está asociada en el imaginario social con regímenes dictatoriales, debido al recuerdo de la Revolución de 1910-1917 que puso fin a la presidencia de Porfirio Díaz, quien ejerció consecutivamente desde 1876 hasta el inicio de ese movimiento.

También se aprobó crear el Instituto Nacional Electoral (INE), que sustituirá al Instituto Federal Electoral, y del que lo diferenciaría la posibilidad jurídica de anular “elecciones federales o locales por violaciones graves”, como excesos de gastos en las campañas. Dotar de “autonomía constitucional” al Ministerio Público de la Procuraduría General de la República (PGR) es otro de los puntos avalados que conformaría una Fiscalía General, cuyo titular podría ser removido por el presidente, aunque sería una medida que podrían objetar los senadores.

La reforma política forma parte de una serie de modificaciones constitucionales de gran calado impulsadas por Peña Nieto en el marco del Pacto por México que firmaron el PRI, el PAN y el PRD en diciembre de 2012 para aprobarlas por consenso.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas