México

El gobierno afirma que avanza en la recuperación de Michoacán

El autodefensa "El Love" camina dentro de la casa de líder de los Caballeros Templarios que huyó del lugar en Nueva Italia, el 16 de enero de 2014.
El autodefensa "El Love" camina dentro de la casa de líder de los Caballeros Templarios que huyó del lugar en Nueva Italia, el 16 de enero de 2014. ©Reuters.

Las autoridades mexicanas indicaron que relevaron a policías en al menos 20 municipios del estado occidental de Michoacán, donde intentan ganarse la confianza de las autodefensas para que depongan las armas. El gobierno teme que las milicias terminen por convertirse en narcos.

Anuncios

El gobierno mexicano anunció el jueves que para primeras horas de este viernes se “habrá asumido la función en la totalidad de los municipios que forman parte de esta estrategia" gubernamental lanzada el lunes, después de varias semanas de confrontaciones armadas entre autodefensas y narcotraficantes.

Por lo pronto, “el número de municipios (de Michoacán) en los cuales las tareas de seguridad pública y municipal ya han sido asumidas por la policía federal con el acompañamiento del ejército mexicano es de 20", aseguró el jueves el secretario ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública, Monte Alejandro Rubido.

Entretanto, las autoridades manifestaron su preocupación por un eventual giro criminal de las autodefensas: civiles de comunidades rurales que tomaron las armas porque que se decían indefensos ante los crímenes del cártel Los Caballeros Templarios.

Las milicias se formaron con un fin que parece "legítimo", pero "posteriormente corremos el riesgo de que vuelva a pasar lo que en su momento sucedió con La Familia", enfatizó el comisionado Alfredo Castillo, un cargo creado el miércoles ante la crisis de seguridad que vive Michoacán.

Castillo mencionó que el cártel narcotraficante La Familia se creó hace casi una década como un tipo de autodefensa contra la organización criminal Los Zetas.

"Puedes empezar con un origen genuino pero cuando se convierte en un tema de control, de decisión, de autoridad (...) corres el riesgo de llegar a este punto", subrayó Castillo, muy cercano al presidente Enrique Peña Nieto.

El gobierno mexicano exige a las autodefensas que abandonen las comunidades tomadas y entreguen las armas para que sus efectivos se ocupen de la seguridad de la región.

Sin embargo, algunos líderes de las autodefensas exigen la captura de los capos narcotraficantes antes del desarmarse.

Por lo pronto, el Ejecutivo anunció la detención de Joaquín Negrete, supuesto jefe local de Los Templarios en el municipio de Los Reyes (65.000 habitantes), así como de Juan Diego Arreaga, quien habría incendiado una farmacia en Apatzingán tras la llegada de las fuerzas federales, sembrando el pánico entre los habitantes.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas