Saltar al contenido principal
Noticias de América

La reforma laboral en Chile

Audio 04:22
Una marcha de la CUT a favor de la reforma laboral.
Una marcha de la CUT a favor de la reforma laboral. uniglobalunion.org
7 min

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, firmó el proyecto de ley de la reforma laboral que modifica el código del trabajo dictado hace 35 años por Augusto Pinochet. La iniciativa de ley propone terminar con la autorización a los patrones para que reemplacen a los trabajadores en huelga. Aunque no será obligatorio sindicalizarse se contempla la titularidad sindical.

Anuncios

Arturo Martínez, Secretario General de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la mayor multisindical del país, celebra que la presidenta Bachelet se haya "atrevido" a llevar adelante su proyecto reformista, pese a las presiones de los sectores opuestos al mismo.

En la discusión parlamentaria del tema, a partir del 5 de enero,  la CUT analizará a fondo los aspectos técnicos de la flexibilidad del trabajo. Martínez no se declara opuesto a este asunto en particular, pero aspira a introducir en el proyecto ciertos ajustes.

Desde el Gobierno se ha señalado que la implementación de la reforma laboral será gradual y no afectará las expectativas de una reactivación de la economía.

Si bien los empresarios estiman que esta reforma no fomenta una mayor creación de empleo ni favorece una recuperación de la actividad doméstica, el poder ejecutivo sostiene que los cambios al mercado laboral son consistentes, con el objetivo de recuperar el dinamismo del crecimiento de la economía.

El presidente de la CPC -la cúpula empresarial del país-, Andrés Santa Cruz, dijo a RFI que pese a asistir al acto de firma del proyecto, la asociación tiene "serias y profundas discrepancias" con el documento.

Santa Cruz estima que en el fondo la ley no beneficiará a los trabajadores sino a la dirigencia sindical. Observa fallas en el proyecto en lo relativo a la incorporación de la mujer al universo del trabajo, a los problemas de los jóvenes entre 18 y 24 años y a la capacitación de los asalariados. Considera asímismo que los objetivos de la agenda gubernamental no apuntan al incremento del empleo ni a la creación de más y mejores puestos de trabajo y, mucho menos, al incremento de la productividad de las empresas.

El proyecto de ley laboral forma parte de un paquete de iniciativas reformistas que Bachelet planteó para su segundo mandato iniciado en marzo pasado. 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.