Saltar al contenido principal
Estados Unidos

Empieza el juicio por los atentados de Boston

Djokhar Tsarnaev, acusado por el doble atentado de Boston.
Djokhar Tsarnaev, acusado por el doble atentado de Boston. REUTERS/FBI/Handout
Texto por: RFI
3 min

Este lunes comienza el juicio a Djokhar Tsarnaev, el joven de 21 años de origen checheno acusado de haber cometido, junto a su hermano mayor Tamerlán, el ataque que dejó tres muertos y 264 heridos en la línea de llegada de la maratón de Boston, el 15 de abril de 2013. 

Anuncios

Con Anne-Marie Capomaccio, corresponsal de RFI en Washington

Djokhar Tsarnaev, de 21 años, acaba de pasar los últimos 18 meses en el sector de alta seguridad de una prisión de Boston, acusado de unos 30 cargos, de los cuales 17 contemplan la pena capital. Este punto es crucial en este caso: si fuese hallado culpable, el fiscal pidió que el acusado sea ejecutado.

El ministro de Justicia, Eric Holder, ha aceptado, aunque la pena capital haya sido suspendida en el estado de Massachusetts.  Holder sostiene que personalmente se opone a este castigo, pero que el caso de Tsarnaev es distinto.

La razón es que se trata del ataque terrorista más letal desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. Nadie entiende cómo los dos jóvenes musulmanes, refugiados chechenos, pudieron radicalizarse y perpetrar el atentado que dejó tres muertos y 264 heridos.

El juicio, que debería durar varios meses, empieza este lunes con la selección del jurado: 1.200 ciudadanos han sido convocados. Será difícil encontrar ciudadanos neutrales en una ciudad donde cada quien se encuentra implicado en lo que ocurrió. En el centro de Boston, la línea de llegada de la maratón sigue estando marcada en la calle. Un memorial de madera recuerda el nombre de las tres personas fallecidas tras los atentados.

“Después de la maratón, nos sentimos como si fuésemos un pueblito, porque todo el mundo tiene una conexión con el acontecimiento, de una manera u otra”, explicó a RFI Ted McLain. “Es difícil imaginar cómo van a logran componer un jurado que no llegue con una opinión sesgada, con una conexión con los acontecimiento que tuvieron lugar”, agregó. Sin embargo todos los intentos de la defensa para que el juicio se celebre en otra ciudad fueron rechazados.

Diane Jacobs, por su parte, pasa todos los días frente a línea de llegada de la maratón. Se muestra aliviada de no formar parte del jurado. “Mi trabajo está cerca de la escena del crimen, muy cerca del lugar donde fue el atentado. La maratón dobla justo en mi calle. No veo cómo podría ser imparcial… ¡Toda mi vida se ha visto afectada!

El veredicto podría conocerse en abril, cerca de la fecha en que tuvo lugar la maratón.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.