Noticias de América

Cuba-EE.UU: desacuerdo en materia de inmigración

Audio 05:26
Estados Unidos y Cuba, en el primer encuentro de alto nivel tras el deshielo en sus relaciones diplomáticas.
Estados Unidos y Cuba, en el primer encuentro de alto nivel tras el deshielo en sus relaciones diplomáticas. REUTERS/Stringer

La inmigración ha sido el primer tema tratado en los diálogos de alto nivel que se desarrollan en La Habana entre funcionarios cubanos y estadounidenses. La reunión estaba programada ya antes del deshielo en las relaciones diplomáticas entre ambos vecinos para hablar de migración, un tema recurrente entre dos naciones separadas por poco más de 150 km de agua, que han sido recorridos por miles de cubanos que emigrados a Estados Unidos en estos 50 años de régimen castrista.

Anuncios

"Hemos acordado que estamos en desacuerdo". La frase pronunciada por el número dos de la delegación cubana, Gustavo Machín a la salida de esta primera jornada de diálogos de alto nivel en La Habana es muy significativa. Las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos se retoman poco a poco, tras más de 50 años de silencio, y en un clima de profundas diferencias de planteamiento en muchos asuntos, y la inmigración es uno de ellos. Tema oficial de la reunión que culminara este jueves, la directora de Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, entrevistada por la enviada especial de RFI a Cuba, Véronique Gaymard, a la salida de la reunión, decía que “la persistencia de la política de pies secos/pies mojados y la Ley de Ajuste Cubano, contradicen la letra y el espíritu de los acuerdos migratorios. “

La llamada Ley de Ajuste Cubano, que data de 1966, y la llamada política de los pies secos y pies mojados. Es decir, si un cubano pisa suelo estadounidense, obtiene inmediatamente derecho de residencia, pero si es interceptado en el mar es devuelto a las autoridades cubanas. El analista especialista en inmigración de la Universidad Loyola Marymount, David Ayon cree que la política de los pies secos/mojados tiene los días contados, porque la población estadounidense ya no la apoya tanto como en épocas anteriores y porque el gobierno cubano podría llegar a negociar un acuerdo más de su gusto, dado que son uno de los pocos países que colaborar activamente con los Estados Unidos en materia de control de la inmigración irregular.

Pese a los deseos que pueda tener Cuba de cambiar los acuerdos migratorios vigentes con Estados Unidos, y ver así modificarse la política de acogida de los cubanos migrantes irregulares, la administración Obama no parece preparada para recular ni un ápice en lo establecido estos últimos 50 años. En ese sentido se expresaba el representante del departamento de estado estadounidense en la reunión de este miércoles, Alex Lee. “Mi gobierno esta decidido a seguir aplicando la ley de ajuste cubano, y la política que conocemos coloquialmente como "política del pie mojado y el pie seco", que será totalmente mantenida. Y con la Ley de ajuste, estas reglas seguirán guiando las políticas migratorias estadounidenses sobre Cuba.”

Los diálogos de este jueves estarán dedicados a los detalles logísticos del restablecibimento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas