Saltar al contenido principal
Uruguay

Peligra acogida de refugiados sirios por violencia doméstica en las familias

Familias sirias, a su llegada a Uruguay.
Familias sirias, a su llegada a Uruguay. Presidencia de la República del Uruguay

El programa de acogida de familias sirias en calidad de refugiadas que inició Uruguay en octubre del año pasado se encuentra en peligro debido a casos de violencia doméstica detectados por las autoridades del gobierno de José Mujica.

Anuncios

La llegada de cuatro familias al país hace cuatro meses tuvo una pausa a finales de enero cuando el presidente admitió estar en conocimiento de casos de hombres que habían golpeado a sus esposas. Mujica reconoció la semana pasada que las autoridades investigan la situación desde diciembre y si bien admitió que existen diferencias culturales dijo que cosas como estas no serán toleradas. “Sea japonés o mongol acá no se puede agarrar a la mujer a las piñas. Hay que desterrar eso, educar”, sostuvo el mandatario.

Ayer domingo volvió a referirse al asunto, esta vez para resaltar que la violencia doméstica es un problema que también afecta a Uruguay. “Seamos justos, el problema de los árabes es parte del que tenemos nosotros, sino parece que en ellos es condenable y en nosotros no. ¿Quién no sabe que esto sucede?”, preguntó durante una entrevista a una radio local.

El surgimiento de estos problemas en las familias refugiadas obligó al gobierno a manejar varias alternativas al respecto. Una de ellas es suspender la llegada de las otras 16 familias que son esperadas para el mes de febrero, o que sólo lleguen mujeres y niños.

Investigación judicial
El asunto fue objeto de distintas versiones durante las últimas semanas en cuanto a su gravedad y derivó en el inicio de una causa judicial para establecer cuál es la verdadera situación de las familias. En ese marco ya declaró este lunes 9 ante la jueza Dolores Sánchez el prosecretario de la Presidencia de la República Diego Cánepa y lo harán en los próximos días el Secretario de Derechos Humanos Javier Miranda y el director nacional de Policía Julio Guarteche.

Cánepa dijo ayer a la salida del juzgado penal que la difusión de estos casos que involucra a los sirios “genera una cierta estigmatización que no es buena” y limitó su participación en el tema a la transcripción de un informe que realizó la Cancillería sobre la situación de los refugiados.

A pesar de la preocupación que generó el tema las autoridades del gobierno y la Justicia de Uruguay, para las Naciones Unidas esto es mucho menos grave de lo que esperaban. El jefe de la Oficina de Coordinación de Ayuda Humanitaria de la ONU en Siria, el uruguayo Raúl Rosende, dijo que “es sorprendente que luego de la tragedia que han vivido los refugiados y el escaso tiempo en que han estado en Uruguay, no haya habido más problemas y más graves que los mencionados en la prensa. Los refugiados han estado sometidos a una enorme violencia por lo que sería de esperar muchos más incidentes debido a los efectos psicológicos de dicha violencia”, sostuvo Rosende a través de un comunicado de prensa.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.