Argentina

Los diputados argentinos aprueban la reestatización de los trenes

Argentina: Congreso de diputados y senadores en la ciudad de Buenos Aires.
Argentina: Congreso de diputados y senadores en la ciudad de Buenos Aires.
2 min

Con el apoyo de la oposición, la cámara baja dio media sanción en la madrugada del jueves al proyecto oficialista que prevé la renacionalización de la administración de los ferrocarriles. El gobierno denunció el fracaso de las privatizaciones de los años 90, mientras quienes se opusieron al texto como efectista. 

Anuncios

Por 223 fotos a favor, 5 en contra y 6 abstenciones, la Cámara de Diputados argentina aprobó en la madrugada del jueves la reestatización de la administración del servicio de ferrocarriles.

El proyecto, impulsado por gobierno de Cristina Kirchner, declara de interés público y de “objetivo prioritario” volver a poner en pie la empresa Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado.

“Se ha planteado como objetivo central lograr una red ferroviaria con logística plenamente integrada al circuito productivo regional y enlaces comerciales a los países limítrofes”, señala el texto.

La iniciativa fue secundada por los sectores opositores liderados por la Unión Cívica Radical, el Pro, el Frente Renovador, la Coalición Cívica y el socialismo, que contribuyeron al proyecto con modificaciones.

“Esta ley está en el prcoeso iniciado por la presidenta Cristina Kirchner de recuperación a manos del Estado de empresas estratégicas como Aerolíneas Argentinas, YPF y, ahora, los ferrocarriles para ponerlas al servicios de todos los argentinos”, afirmó el ministro de Interior y Transporte y candidato precandidato presidencial Florencio Randazzo.

La iniciativa, que supone dar marcha atrás con la privatización llevada adelante en la década del 90 por el gobierno también peronista de Carlos Menem, fue blanco de críticas de quienes se abstuvieron o votaron en contra.

Margarita Stolbizer (GEN) estimó que se trata de “puro merchandising” para promover la candidatura de Randazzo, al tiempo que vinculó la política ferroviaria argentina al “negocio, el capitalismo de amigos y la corrupción”.

Por su parte, Pablo López, del Frente de Izquierda, criticó el proceso. “Esta ley es el clásico de las estatizaciones: nos quedamos con el muerto del vaciamiento y la desinversión, para poner en valor empresas que vuelve luego a manos privadas”, vaticinó.

Ahora, tras la luz verde de diputados, el Senado debe aprobar el proyecto de ley.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas