Noticias de América

Otro afroamericano sucumbe a la represión policial

Audio 04:50
Manifestantes protestan en la ciudad de Charleston, en el estado de Carolina del Sur, por la muerte de un ciudadano afroamericano a manos de la policía.
Manifestantes protestan en la ciudad de Charleston, en el estado de Carolina del Sur, por la muerte de un ciudadano afroamericano a manos de la policía. REUTERS/Randall Hill

La lista de los afroamericanos víctimas de disparos policiales se alarga en Estados Unidos. Con el asesinato de Walter Scott, en Carolina del Sur, el sábado pasado, ya son más de diez los casos similares registrados desde la muerte de Michael Brown, en agosto pasado.

Anuncios

Inicialmente, el agente Slager había afirmado que había detenido a Scott porque uno de los faros de su auto estaba defectuoso. Al parecer, el control derivó hacia un enfrentamiento en el que Scott supuestamente arrancó al policía la pistola eléctrica, lo que obligó al agente a disparar.

Pero, según un video filmado por un transeunte, Walter Scott huyó y el agente le disparó ocho veces en la espalda, lo que causó su muerte poco tiempo después.

La familia de la víctima anunció que demandará al policía y al municipio de North Charleston por violación de los derechos cívicos. El punto de vista de Anthony Scott, hermano de la víctima: "Estados Unidos tiene que saber que queremos que esto cese. Quiero que todos los policías rindan cuentas de sus actos. Deben saber que si vuelven a hacer algo semejante, sin duda alguien los verá."

Decenas de personas protestaron en North Charleston para denunciar el racismo y la violencia de la policía. Victoria Middleton, de la ONG American Civil Liberties Union, participó en la manifestación. Así describió la marcha a Stéphanie Schuler, de RFI : "Ha sido una manifestación muy pacífica. La gente llamaba a la justicia y a la paz, y varias personas de la comunidad de North Charleston contaron sus experiencias personales de encuentros tensos o injustos con la policía local. Consideran que han sido tratados injustamente por ser afroamericanos. Una situación trágica como esta suscita muchas preguntas y dudas sobre la confianza de los ciudadanos en las fuerzas del orden. Nuestro deseo aquí es que haya una investigación completa del Departamento de Justicia o de la oficina de las fuerzas públicas de Carolina del Sur - o de ambos organismos - porque esto no puede ser considerado como un incidente aislado. Es necesario llevar a cabo una investigación profunda de la cultura policial para mostrar si tiene criterios raciales o no."

La muerte de Walter Scott recuerda la de otros afroamericanos que fallecieron por disparos de la policía. Esta es otra tragedia que tendrá consecuencias políticas, según Richard Hein, abogado del estado de Missouri, donde un agente de policía también disparó contra un ciudadano afroamericano desarmado en agosto.

Ante la indignación que suscitó el video de la muerte de Walter Scott, las autoridades locales reaccionaron de manera contundente. El jefe de la policía local dijo que se "enfermó" cuando lo vio y anunció que el agente había sido despedido, encarcelado y acusado formalmente de asesinato. El alcalde de North Charleston informó también que la ciudad había obtenido recursos adicionales para dotar a todos los agentes de polícia de cámaras de video individuales.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, calificó el video de la muerte de Walter Scott de terriblemente difícil de ver y estimó que sería positivo que los policías llevaran cámaras personales en su equipo.

Entrevistados: Richard Hein, abogado en el estado de Missouri, Victoria Middleton, de la ONG American Civil Liberties Union (ACLU).

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas