Colombia

Gobierno y guerrilla acuerdan crear una Comisión de la Verdad

Texto por: RFI
3 min

Pese al recrudecimiento de las hostilidades, el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC se pusieron de acuerdo en la conformación de una la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición. La iniciativa supone un reconocimiento de las respectivas responsabilidades y es un paso previo a un “tratamiento penal especial” de los victimarios, advirtió el gobierno. 

Anuncios

"El Gobierno Nacional y las FARC hemos alcanzado un acuerdo para que se ponga en marcha, una vez firmado el acuerdo final, la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, que será un mecanismo independiente e imparcial de carácter extrajudicial", anunciaron este jueves el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC.

El anuncio, leído por el diplomático cubano Rodolfo Benítez, cuyo país es garante junto con Noruega del proceso de paz, supone el segundo acuerdo parcial que se hace público este año, y esto pese a que las hostilidades entre el ejército y la guerrilla pusieron en peligro en las últimas semanas estos diálogos.

Según el texto, las partes "se comprometen a contribuir decididamente en el proceso de esclarecimiento de la verdad y a reconocer sus respectivas responsabilidades ante la Comisión".

Humberto de la Calle, jefe negociador del gobierno, subrayó que cualquier beneficio penal por crímenes cometidos en el marco del conflicto, estarán condicionados a la entrega de la verdad.

"Cualquier tratamiento penal especial (para los victimarios) deberá estar condicionado a la contribución al esclarecimiento de la verdad", advirtió.

Sin embargo, la Comisión creada no tendrá el carácter de instancia judicial. "La Comisión tendrá como mandato esclarecer y promover el reconocimiento de (...) las responsabilidades colectivas del Estado (...), de las FARC, de los paramilitares, así como de cualquier otro grupo, organización o institución, nacional o internacional que haya tenido alguna participación en el conflicto", precisó el diplomático noruego Dag Nylander.

Las actividades de la Comisión "no tendrán carácter judicial (...) y la información que reciba o produzca (...) no podrá ser trasladada por ésta a autoridades judiciales para ser utilizada con el fin de atribuir responsabilidades en procesos judiciales", añade el texto.

Esta comisión tendrá una duración de tres años, a la que se agrega un período de preparación de seis meses. El organismo contará con 11 miembros elegidos por un comité de nueve personas nombradas por las partes.

Este tipo de comisión ya ha sido ensayado por Argentina y Chile al finalizar la dictadura, así como en Sudáfrica cuando puso fin al regimen del apartheid.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas