Saltar al contenido principal
CUBA - ESTADOS UNIDOS

EEUU y Cuba abrirán embajadas respectivas en julio y piden el fin del embargo

Desde la Casa Blanca, Barack Obama anunció el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba.
Desde la Casa Blanca, Barack Obama anunció el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba. REUTERS/Jonathan Ernst
Texto por: RFI
3 min

Al confirmar la reapertura de embajadas respectivas en Cuba y Estados Unidos este mes de julio, el presidente Barack Obama llamó al Congreso estadounidense a levantar el embargo económico a la isla. La Habana también exigió el cierre de Guantánamo y aseguró que hasta que no se lleven a cabo, "la relación nunca será normal".

Anuncios

Por Marta Arias.

"Hoy puedo anunciar que Estados Unidos ha acordado formalmente el restablecimiento de relaciones diplomáticas con la República de Cuba y la reapertura de embajadas en nuestros respectivos países". Con estas palabras confirmaba Obama el fin de medio siglo de ruptura entre ambas naciones.

La fecha marcada para la reapertura de embajadas es el 20 de julio, y será el secretario de Estado norteamericano John Kerry quien se desplace hasta La Habana “para orgullosamente izar la bandera estadounidense sobre nuestra embajada otra vez", tal y como aseguró Obama. “Seré el primer secretario de Estado en visitar Cuba desde 1945", añadió Kerry desde Viena, donde participa en las negociaciones sobre el programa nuclear iraní.

Cubanos se sacan fotografías frente a lo que será de nuevo la embajada de Cuba en Estados Unidos. 1 de julio de 2015.
Cubanos se sacan fotografías frente a lo que será de nuevo la embajada de Cuba en Estados Unidos. 1 de julio de 2015. RFI/Silvia Chocarro

Por su parte, el gobierno cubano informó que será el canciller Bruno Rodríguez quien viaje a Washington para presidir la ceremonia de reapertura de la embajada. La sede de la representación diplomática estará situada en la misma casona construida en 1916 con ese fin.

Un camino lleno de trabas

Sin embargo aún quedan muchas trabas por solventar antes de poder hablar de una auténtica normalización en las relaciones. A este respecto, el presidente Obama ha reiterado al Congreso estadounidense su llamamiento a poner fin al embargo que actualmente impide a los estadounidenses viajar o hacer negocios en Cuba. "Estadounidenses y cubanos estamos dispuestos a avanzar. Creo que es el momento de que el Congreso haga lo mismo”, dijo.

Precisamente el levantamiento del embargo junto con el cierre de Guantánamo han sido algunas de las condiciones indispensables puestas sobre la mesa por la parte cubana. Su canciller, Bruno Rodríguez, aseguró que hasta que no se lleven a cabo “la relación nunca será normal”.

Pese al apoyo popular que muestran las encuestas, Obama no lo tendrá fácil. Además de enfrentarse a una mayoría republicana en el Congreso, el presidente ha recibido críticas incluso dentro de su propio partido. El senador demócrata Bob Menéndez declaró que "una vez más el régimen (cubano) está siendo recompensado, mientras encarcela disidentes, silencia a los opositores y cobija a fugitivos estadounidenses". También el republicano Marco Rubio ha acusado al mandatario de dar “concesiones unilaterales” y ya ha anticipado que se opondrá a la confirmación de un embajador.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.