Noticias de América

Colombia: cuatro meses para asegurar el proceso de paz

Audio 04:37
Humberto de la Calle (izq.), representante del gobierno colombiano; e Iván Márquez (der.) representante de las FARC, el domingo 12 de julio en La Habana, Cuba.
Humberto de la Calle (izq.), representante del gobierno colombiano; e Iván Márquez (der.) representante de las FARC, el domingo 12 de julio en La Habana, Cuba. REUTERS/Enrique de la Osa

El presidente colombiano Juan Manuel Santos dio plazo de cuatro meses para decidir si continúa el proceso de paz con las FARC. Su decisión depende de si la guerrilla cumple con el acuerdo de desescalamiento del conflicto y aceleración de las negociaciones en Cuba.

Anuncios

 "Vamos a estar vigilantes sobre lo que hoy se pactó y en cuatro meses a partir de ahora, dependiendo de si las FARC cumplen, tomaré la decisión de si seguimos con el proceso o no", fueron las palabras del presidente colombiano Juan Manuel Santos a sus ciudadanos tras haber alcanzado un histórico acuerdo con la guerrilla FARC para acelerar el proceso de paz y desescalar el conflicto.

Desde que se iniciaron las negociaciones en La Habana en noviember 2012, es la primera vez que el gobierno de Santos acepta reducir las acciones militares contra los guerrilleros.

El pasado 8 de julio las FARC, que según datos oficiales cuentan con 8.000 combatientes, anunciaron un cese al fuego unilateral por un mes a partir del 20 de julio próximo.

El plazo de cuatro meses comunicado por Santos fue leído por algunos analistas, como el sociólogo y profesor de la Universidad Nacional, Fernando Cubides, como un anuncio que equivale a un ultimátum pero con mucha "sutileza, porque el tiempo corre en contra de Santos en vistas de las elecciones de octubre. Y además las fuerzas políticas ya se están moviendo en dirección a la próxima campaña presidencial".

En las últimas semanas creció el escepticismo entre los colombianos sobre las negociaciones de paz a causa de un recrudecimiento de las acciones violentas entre ambas partes que dejó numerosos muertos y heridos. Los dos bandos se culpan mutuamente por haber encendido la chispa de este escalamiento.

Para Jorge Restrepo, director del Centro de recursos para el análisis de conflictos, el plazo de cuatro meses no es un ultimátum sino que sirve para "acelerar las negociaciones y catalizarlas. Pero también para que se evalue, de acuerdo con un cronograma y con metas específicas, cuáles son las medidas que se puede tomar de ahí en adelante." 

Además de la fecha límite mencionada por Santos, las FARC anunciaron que dentro de un mes evaluarán si prorrogan su cese al fuego unilateral.

A pesar de estos plazos, el jefe negociador en La Habana del grupo guerrillero, Iván Márquez, se mostró con confianza sobre el futuro de las negociaciones, y dijo que el acuerdo era un relanzamiento vigoroso, prometedor y esperanzador del proceso".

Uno de los puntos críticos en la mesa de negociaciones es el que concierne a las víctimas del conflicto. El tema, actualmente en discusión; incluye verdad, justicia y reparación para los víctimas que, luego de medio siglo de enfrentamientos, suman alrededor de 220.000 muertos y seis millones de desplazados.

Entrevistas realizadas por Juan Camilo Chávez.

Entrevistados: Jorge Restrepo, director del Centro de recursos para el análisis de conflictos; Fernando Cubides, sociólogo y profesor de la Universidad Nacional.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas