Saltar al contenido principal
Venezuela

Un muerto, heridos y detenidos en pillaje de mercados

El público saquea el supermercado Uniferia en San Félix, Estado Bolívar.
El público saquea el supermercado Uniferia en San Félix, Estado Bolívar. REUTERS/Wilmer Gonzalez
Texto por: RFI
3 min

El saqueo de un supermercado en el sector de San Félix, Ciudad Guayana, al sur del país, culminó con la muerte de una persona, 27 heridos y decenas de detenidos. Exasperada tras una cola interminable para comprar alimentos, una multitud invadió los depósitos del comercio para aprovisionarse directamente. Luego pillaron tres tiendas, un mercado y un camión de cereales.

Anuncios

El diario regional El Correo del Caroní informó que la víctima es un joven de 21 años, Gustavo Patinez Gómez, muerto de un tiro en el pecho, y que el número de presos asciende a sesenta. El mismo medio añadió que las escenas de pillaje condujeron al cierre de otras tiendas, temerosas de que los desórdenes se generalizaran. La Guardia Nacional y la policía custodiaron a los comercios que permanecieron abiertos.

El punto de partida de los sucesos se sitúa en el supermercado Uniferia, luego de que se divulgara el rumor de que iba a vender mercancías que actualmente no se encuentran fácilmente en el mercado, como leche, pañales, café, arroz o harina.

Ya el clima estaba tenso, debido al mal funcionamiento del transporte público. Los usuarios se quejan de que deben esperar más de dos horas los autobuses; por esta razón hubo dos protestas en dos lugares diferentes de la localidad de San Félix.

Francisco Rangel, gobernador del Estado Bolívar, donde se produjeron los hechos, declaró que el pillaje obedecía a una manipulación política: “Un grupo de hombres armados que circulaban en motos llegó al lugar y dijeron que iban a saquear a ciertos comercios… Estoy seguro de que eso no tenía nada de espontáneo y de que más bien se trataba de un proyecto guiado por consideraciones políticas”, aseguró Rangel ante las cámaras de Globovisión, emisora adquirida por el gobierno, luego de haber sido uno de los medios emblemáticos de la oposición.

No obstante la ONG independiente Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (PROVEA) recibió denuncias según las que miembros de la Guardia Nacional Bolivariana habrían sido los autores de los disparos.

El presidente Nicolás Maduro acusó a Estados Unidos de estar detrás de esos acontecimientos, señalando que el general estadounidense John Kelly, comandante en jefe de la zona militar de América del Sur, había pronosticado una pronta “explosión social” en Venezuela. En un programa televisado, Maduro estimó que “un general de Estados Unidos no predice. Da órdenes … y la maltrecha derecha venezolana las ejecuta”.

El mandatario aseguró que gracias a los servicios de inteligencia, el gobierno había evitado actos similares en otras zonas del país.

La oposición respondió denunciando la brutal represión policial y la situación que generó los acontecimientos, una penuria constante de productos indispensables.

Escasez de productos alimenticios

Desde hace un cierto tiempo, en especial a partir de la baja drástica de los precios del petróleo, los venezolanos se confrontan a una aguda escasez de los productos de primera necesidad, tanto alimenticios como farmacéuticos o de higiene. De allí que largas colas se formen sistemáticamente frente a supermercados o farmacias, sobre todo cuando de una u otra manera el público se entera de que ha llegado cierto tipo de mercancías a un comercio determinado.

A veces, tras varias horas de una vana espera, la gente pierde la calma. Hace apenas varios días dos supermercados propiedad del Estado estuvieron a punto de ser saqueados, luego de que el público aguardara durante más de doce horas, infructuosamente, la llegada de las mercancías.

Las redes sociales reportan constantemente y cada vez más el estallido de acaloradas discusiones en las colas para comprar alimentos y medicinas.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.