Saltar al contenido principal
Guatemala

Jimmy Morales, el triunfo del ‘antipolítico’

"Durante 20 años los he hecho reír, les prometo que si llego a ser  presidente no los voy a hacer llorar", prometió el comediante.
"Durante 20 años los he hecho reír, les prometo que si llego a ser presidente no los voy a hacer llorar", prometió el comediante. Fuente: Reuters.
Texto por: RFI
3 min

El comediante Jimmy López lideró holgadamente la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Guatemala, sumida en una crisis política tras la renuncia y detención de Otto Pérez. Su falta de experiencia política y la denuncia del sistema de gobierno se convirtieron en los grandes argumentos de su campaña, explican analistas a RFI.

Anuncios

El comediante Jimmy Morales llegaba en primera posición tras las elecciones generales celebradas este domingo en Guatemala. Su victoria es significativa. Se trata de un actor y humorista sin trayectoria política, en momentos en que los partidos de gobierno guatemalteco enfrentan un gran descrédito tras la renuncia y detención del mandatario Otto Pérez.

 
A los 46 años, Morales emerge de la mano del partido derechista FCN-Nación, aunque se destaca como una figura alternativa ante una población hastiada de los políticos tradicionales.

“Definitivamente es la gran sorpresa. Algunas encuestas oficiales lo habían anunciado, pero muy poca gente lo había creído. Jimmy Morales es un comediante, ésa es su profesión, por la que se lo conoce”, explicó a RFI Luis Fernando Mack, especialista de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Flacso, en Guatemala.

El hecho de no ser un político profesional parce haber jugado a su favor.

“Él era un político desconocido. La figura de él coincide con el anti-político. La gente siente un rechazo hacia la política de los políticos y lo manifiesta. En otras palabras: es el anti-voto humanizado”, señaló Alberto de Aragón de Aragón & Asociados, especialista en sondeos y análisis político.

 “Él es sencillo, tiene un origen humilde, un carisma natural muy fuerte. Y su promesa, en una pequeña y muy leve campaña política, era  'ni corrupto ni ladrón'." “Coincidiendo con el hecho de que se descubren que figuras políticas estaban robando y habían participado en “La Línea” [tal como se conoce al escándalo de corrupción en las aduanas], es un contraste que beneficia al gran ‘outsider’ que es Jimmy Morales”, añadió Alberto de Aragón.

En el mismo sentido, Luis Fernando Mack consideró que se trata de un voto a la antipolítica.  “Lo que se estabilizó hoy es un famoso dicho que tenemos aquí es que ‘votamos por el menos pior (sic). El voto de Jimmy no es un voto duro a favor de él, es en contra Manuel Baldizón, y eso creo que hay que tenerlo muy en cuenta”, subrayó.

A Morales, que ya se presentó fallidamente a la alcaldía de Mixco en 2011, le gusta presentarse como "Neto", el ficticio personaje de un vaquero ingenuo que él personificó en una película, en la que se convierte en presidente.

Sus detractores prefieren insistir en el pasado del partido FCN, que lo postula, fundado en 2008 por militares retirados que grupos de derechos humanos vinculan a vejámenes cometidos durante la guerra civil guatemalteca (1960-1996).

Morales niega permanentemente que los militares figuren en las filas de esta formación.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.