Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

México y EE.UU. aumentaron deportaciones hacia Centroamérica

Audio 04:37
Niños migrantes en un servicio de salud en el sur de Texas.
Niños migrantes en un servicio de salud en el sur de Texas. REUTERS/U.S
Por: Braulio Moro
7 min

En los pasados cinco años, México y Estados Unidos han capturado juntos a más de un millón de personas originarias del llamado "Triángulo Norte de Centroamérica" –Guatemala, El Salvador y Honduras– de las que 840.000 fueron deportadas.

Anuncios

Gran parte de la atención internacional se ha concentrado estos últimos meses en el drama que viven decenas de miles de personas que buscan llegar a Europa. Pero el endurecimiento de las políticas migratorias también afecta otras regiones y países. Es el caso de México y Estados Unidos que juntos arrestaron en los pasados cinco años a más de un millón de personas originarias del Triángulo Norte de Centroamérica, de las que 840.000 fueron deportadas, revela el estudio "Migrantes deportados desde Estados Unidos y México al Triángulo del Norte", difundido por el Grupo de Estudios sobre la Migración Regional, parte del Instituto de Políticas Migratorias de Washington. Guatemala, El Salvador y Honduras son los tres países que generan el mayor número de migrantes centroamericanos hacia el norte.

La administración del presidente Obama profundizó la tendencia a una protección más fuerte de la frontera, con muchas detenciones hasta el 2014 y una tendencia a la baja en el 2015, a la vez que México ha desplegado recientemente una política muy agresiva en materia de deportaciones, al poner en marcha en 2014 el dispositivo llamado Programa Frontera Sur, destaca el estudio. "Este programa tiene varios pilares, entre ellos está el incremento de la vigilancia tanto en el tren que usan los migrantes centroamericanos para llegar a Estados Unidos, 'La Bestia', como en otros lugares frecuentados por ellos como restaurantes o estaciones de autobuses. El programa también influye en ciertos puntos de protección a los migrantes, pero los resultados que se ven más claramente son los de aumentos de detenciones", explica Rodrigo Domínguez, coautor del estudio.

Si bien los datos del estudio revelan que la mayoría de los migrantes centroamericanos expulsados son hombres con poco nivel de educación, también demuestran que hay una gran cantidad de menores de edad, incluidas niñas: "De los niños, la mayoría son varones, adolescentes de entre 12 y 17 años, pero estamos viendo dos tendencias importantes, una es el incremento del porcentaje de niñas, y otra es el aumento de niños más jóvenes", sostiene Rodrigo Domínguez.

El aumento del número de migrantes del Triángulo Norte de Centroamérica que intentan llegar a Estados Unidos se explica en gran parte por las condiciones de violencia y pobreza que viven en sus países, así como una actitud más agresiva de los traficantes que ofrecen un servicio llamado "de puerta a puerta" a los migrantes, desde su casa hasta Estados Unidos.

Entrevistado: Rodrigo Domínguez, coautor del estudio "Migrantes deportados desde Estados Unidos y México al Triángulo del Norte".
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.