Saltar al contenido principal
Venezuela

Los nuevos poderes de la oposición venezolana

Simpatizantes de la oposición celebran la victoria en las calles de Caracas, el 7 de diciembre de 2015.
Simpatizantes de la oposición celebran la victoria en las calles de Caracas, el 7 de diciembre de 2015. Fuente: Reuters.
Texto por: RFI
3 min

La arrasadora victoria de la coalición antichavista les permitirá a los futuros legisladores tomar iniciativas cruciales. Las potestades, que van de amnistías para sus presos a destituir a ministros o convocar a una Asamblea Constituyente, dependerán del número de escaños que arroje el escrutinio final.

Anuncios

¿Qué cambia con la victoria de la oposición venezolana tras las elecciones legislativas del domingo? Por lo pronto, los 99 asientos logrados contra los 46 del chavismo (quedan por definir 22), le permitirá a la Asamblea Nacional una amnistía para 75 políticos presos, entre ellos el líder radical Leopoldo López, condenado a 13 años y nueve meses de cárcel en septiembre pasado por incitar a la violencia en las protestas que buscaban la renuncia de Nicolás Maduro en 2014 y que dejaron 43 muertos.

También estará en capacidad de designar a las autoridades del Parlamento y aprobar una enmienda constitucional, mediante la cual podría incluso acortar el mandato de Maduro, si bien esto tendría que ser validado en referendo.

Igualmente podrá aprobar leyes ordinarias que impactarían el modelo económico chavista, que tiene al Estado como principal protagonista apalancado en la renta petrolera.

Cuanto más diputados, más facultades. El poder “depende si obtienen los tres quintos, o dos tercios de las partes que, son 111 diputados », expresa a RFI Paula Vázquez, investigadora del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia.

“Con los tres quintos se puede sancionar una ley habilitante, se pueden hacer votos de censura a vicepresidentes o ministros. Con los dos tercios, se pueden activar los referendos revocatorios, designar los rectores del árbitro electoral, designar los magistrados al tribunal supremo de justicia y sobre todo rescatar la división de poderes en Venezuela”, agrega.

"Queda protegida de cualquier intento de una ley habilitante que le dejen de regalito antes de instalarse (el 5 de enero). Si lo hicieran, podría revocarla", explica por su parte el presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León.

La ley habilitante de Maduro expira el 31 de diciembre.

Con dos legisladores más, lo que se vislumbra muy probable, la MUD también tendrá poder para remover a los integrantes del Consejo Nacional Electoral (CNE), previo pronunciamiento del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Este punto es sensible, pues la oposición considera que el CNE está regido por el chavismo y no es garantía de imparcialidad, aunque analistas consideran que una situación similar se presenta con el TSJ, por lo que se podría generar un "choque de trenes".

El escenario más ambicioso para la oposición es alcanzar el control de las dos terceras partes de la Asamblea. Podría convocar un referendo sin necesidad de firmas ciudadanas, impulsar una Asamblea Constituyente, remover a magistrados del TSJ, al defensor del pueblo y designar a los miembros del CNE forman parte de la amplia gama de facultades que otorga tener 112 bancas en la Asamblea.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.