Enfoque Internacional

La inflación, mayor reto del gobierno de Mauricio Macri

Audio 05:26
Una clienta mira el precio de las verduras en un almacén de Buenos Aires.
Una clienta mira el precio de las verduras en un almacén de Buenos Aires. Reuters

El presidente francés llega este miércoles a un país con la inflación desbocada. Para el nuevo gobierno encabezado por Mauricio Macri, es fundamental resolver este problema.

Anuncios

Para tomarle el pulso a este fenómeno, conversamos con clientes que salían de hacer las compras en distintos supermercados porteños. Frente a la inflación, los argentinos compran menos y lo más económico. “No puede ser que una crema antes de ayer costaba 18 pesos y hoy cuesta 20. Hay alguien que se está haciendo un lindo colchón. Pero hace rato que cambiaron mis costumbres de comprar, no sólo desde que asumió Macri”, se indigna Silvia, decoradora.

Otros clientes como José Luis reconocen la agudización de la inflación pero estiman que el gobierno heredó el fenómeno de la administración anterior y que se está haciendo cargo del problema: “Es muy difícil combatir una inflación que ya es cultural, no solamente de este gobierno sino de los gobiernos anteriores. La dificultad está en cómo disciplinar a empresarios y a productores. Pero se va a lograr, creo que están en el camino correcto”.

Para combatir la inflación hay que saber de cuánto es, lo que hoy en día es imposible por la inexistencia de una medición fiable. Gustavo Noriega escribió INDECK - Historia íntima de una estafa, un libro de referencia sobre la destrucción del Instituto Nacional de Estadística y Censos: “Hasta el año 2007 no era difícil saber cuál era el nivel de inflación. (…) A partir de 2007, el gobierno, encabezado por Néstor Kirchner, decidió mentir sobre las estadísticas y en ese proceso destruyó el instituto”, cuenta.

Según él, “hace falta paciencia, hay que reconstruir el INDEC, hay que construir un índice de precios científicamente sólido y con credibilidad para la gente, y esto no se va a hacer en poco tiempo. El gobierno está apurado por la coyuntura, no está controlando la inflación heredada y aumentada desde el gobierno kirchnerista, y en esa ansiedad quiso apurar los índices destruyendo esa restitución de la confianza gradual y lenta que tenía que hacer con el INDEC”.

“Buena parte del éxito de este gobierno se va a jugar en el control de la inflación, tiene un tiempo para hacerlo pero ese tiempo pasa y tiene que mostrar resultados en algún momento”, concluye Gustavo Noriega.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas