Brasil

Cae el segundo ministro de Temer en ocho días

El presidente interino brasileño, Michel Temer.
El presidente interino brasileño, Michel Temer. Lula Marques/ Agência PT
Texto por: RFI
3 min

Segunda crisis en una semana para el gobierno interino de Michel Temer: el ministro de Transparencia Fabiano Silvera renunció a causa de una grabación comprometedora. El ministro de Planificación, Romero Jucá, renunció hace ocho días. Ambos cayeron por el mismo delator, Sergio Machado.

Anuncios

El gobierno interino instalado dirigido por Michel Temer tras la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff no ha cumplido tres semanas y ya dos de los ministros han tenido que renunciar.

El último fue Fabiano Silvera por unas grabaciones divulgadas la noche del domingo por la TV Globo en las que aparece con el presidente del Senado, Renan Calheiros y Sergio Machado, ex presidente de Transpetro; una subsidiaria de Petrobras.

En la grabación, Silveira dice que la fiscalía estaba “perdida” en la investigación y orientaba a Machado sobre cómo encarar el proceso. La grabación fue hecha por Machado en marzo, según la TV Globo que la difundió. Silveira era entonces integrante del Consejo Nacional de Justicia.

En su carta de renuncia, Silvera dijo que los suyos “fueron comentarios genéricos y simple opinión, amplificados por el clima de exasperación política”.

Este lunes, funcionarios del ministerio de Transparencia, creado por Temer para luchar contra la corrupción, protestaron en Brasilia para pedir la salida de Silveira. A la petición se unió, además, la ONG Transparencia Internacional.

Hace una semana, el ministro de Planificación, Romero Jucá, dimitió después de que se filtrara una conversación suya con Machado en la que sugería que la destitución de Rousseff permitiría detener las investigaciones.

El mayor caso de corrupción en la historia de Brasil se ha convertido en un gigantesco factor de inestabilidad política que involucra a decenas de políticos en ejercicio y han llevado tras las rejas a prominentes figuras del partido de izquierda de Rousseff y a encumbrados empresarios del país.

Machado, uno de los tantos delatores de esta trama, firmó un acuerdo de colaboración con las autoridades y con su testimonio podría comprometer a otros miembros del partido centrista PMDB.

La aparición en escena de Machado también ha salpicado a Renan Calheiros, el presidente del Senado donde en pocos meses se decidirá si Rousseff es finalmente destituida. En otra conversación filtrada el miércoles, Calheiros defendía cambios en la legislación de las “delaciones premiadas”.

Ese mecanismo permite que los acusados ofrezcan detalles de la trama en la que participaron a cambio de una reducción de sus condenas.

Este recurso ha sido clave para destapar el fraude que se estima que saqueó 2.000 millones de dólares en una década a la petrolera estatal, y que aceleró el desmoronamiento del gobierno de Rousseff.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas