Saltar al contenido principal
Estados Unidos

Clinton oficialmente candidata a la Casa Blanca

Hillary Clinton en la convención del partido demócrata el 28 de julio de 2016.
Hillary Clinton en la convención del partido demócrata el 28 de julio de 2016. Reuters
4 min

Hilary Clinton aceptó este jueves la nominación del partido Demócrata a la candidatura presidencial de noviembre. La exsecretaria de Estado es la primera mujer de un partido mayoritario en Estados Unidos en ser oficialmente candidata a la presidencia.

Anuncios

Hilary Clinton aceptó este jueves la nominación del partido Demócrata a la candidatura presidencial de noviembre. La exsecretaria de Estado que es la primera mujer de un partido mayoritario en Estados Unidos en ser oficialmente candidata a la presidencia, considera que las elecciones de 2016 representan un “momento decisivo” en la historia de EEUU por la posibilidad de ver a Donald Trump acceder a la Casa Blanca.

“Es con humildad, determinación y confianza en el futuro de este país que acepto la nominación a la presidencia de Estados Unidos”, declaró la ex secretaria de Estado de Estados Unidos, en el discurso más importante de su carrera política.

Después de recibir el apoyo decidido de figuras prominentes de su partido como el presidente Barack Obama, y su rival en la primaria, Bernie Sanders, Clinton debe ahora ganarse el respaldo del electorado de cara a la elección de noviembre.

Hilary Clinton critica a Trump

Durante su discurso de investidura en Filadelfia, Clinton comparó el momento actual con los momentos iniciales de la revolución americana que se vivieron en esta misma ciudad.

La candidata demócrata acusó a su rival republicano, Trump, de dividir a los norteamericanos y el resto del mundo. Trump, dijo Clinton, “quiere que tengamos miedo del futuro y tengamos miedo unos otros”. Pero “no tenemos miedo. Vamos a crecer ante el desafío, como siempre lo hemos hecho”, añadió.

Hilary Clinton cuestionó la personalidad del magnate republicano y su capacidad de ser Comandante en jefe, una responsabilidad que implica “toma las decisiones más duras que enfrenta el país. Decisiones sobre paz y guerra. Sobre vida y muerte”. Y preguntó retóricamente a propósito de Trump: “¿Tiene el temperamento para ser Comandante en jefe?”.

Durante su discurso, Clinton alertó sobre la situación del país más allá de la candidatura de Trump. “Estados Unidos está nuevamente ante un momento decisivo. Fuerzas poderosas amenazan con dividirnos. Los lazos de confianza y respeto están rompiéndose. (…) Debemos decidir si vamos a trabajar juntos para poder todos crecer juntos”, dijo la candidata.

“Unidos somos más fuertes”

En la convención demócrata, la exsenadora intentó cerrar las heridas abiertas y tensiones que han vivido en el partido por la disputa interna.

Empezó su discurso agradeciendo a su adversario, el senador Bernie Sanders, por haber logrado la movilización política de millones de jóvenes: “Bernie, tu campaña inspiró a millones de estadounidenses, especialmente los jóvenes que pusieron sus corazones y sus almas en nuestra primaria. Situaste a la justicia económica y social en el centro del debate donde debe estar”.

En Twitter, el senador del Vermont respondió utilizando el lema de Clinton: “Unidos somos más fuertes”.

Desde el comienzo de la convención en Filadelfia, los demócratas se esforzaron para demostrar une cierta unidad en torno a la candidata. Barack Obama, tras un discurso de apoyo a Hilary Clinton este miércoles, reafirmó su respaldo a través de la red Twitter: “Gran discurso. Ella tiene experiencia. Está lista. No se rinde. Por eso Hilary debe ser nuestra próxima POTUS”, escribió Obama, en referencia a la sigla “President of The United States”, que caracteriza las cuentas del presidente en las redes sociales.

Acompañado por su marido y expresidente de EEUU, Bill Clinton, y su única hija Chelsea, Hilary Clinton pareció haber superado las divisiones internas y tener a todo el partido demócrata detrás de ella.

“No construiremos el muro, construiremos una buena economía”

La candidata demócrata desglosó algunos de sus proyectos de gobierno durante su discurso. A nivel migratorio, recuperó la promesa de la reforma migratoria y afirmó que ésta “hará crecer la economía y mantendrá a las familias unidas”. “No construiremos un muro, construiremos una buena economía”, dijo, en referencia a la propuesta de Trump de construir un muro en la frontera entre EEUU y México.

La ex senadora declaró que su prioridad será adoptar mecanismos para mejorar la vida de los más necesitados. “Mi primera misión como presidenta será crear más oportunidades y buenos puestos de trabajo con mejores salarios en EEUU”, expresó Hilary Clinton.

En un mensaje dirigido a los obreros blancos que sufren por la globalización económica y que representan una gran parte del voto destinado a Donald Trump, Clinton reconoció que la economía estadounidense “no está funcionando como debería”.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.