Estados Unidos

Millones de abejas víctimas colaterales del Zika

Un vehículo de equipo de control de vectores muestra una señal de advertencia del Virus del Nilo Occidental antes de la pulverización en un barrio de San Diego, mayo 2016.
Un vehículo de equipo de control de vectores muestra una señal de advertencia del Virus del Nilo Occidental antes de la pulverización en un barrio de San Diego, mayo 2016. REUTERS/Mike Blake

Millones de abejas murieron en Carolina del Sur esta semana tras ser rociadas con un insecticida usado para combatir el mosquito del Zika. La muerte masiva de los insectos agrava la precaria situación de esos agentes indispensables para la vida. 

Anuncios

Los apicultores del condado de Dorchester, Carolina del Sur, son formales. El asesino que mató a más de 2,5 millones de abejas tiene nombre y es conocido. Se trata de Naled, un poderoso insecticida "altamente tóxico para las abajeas" según la base de datos de plaguicidas químicos en la Universidad de Cornell.

De acuerdo con las autoridades locales, los funcionarios del condado de Dorchester anunciaron el 26 de agosto que procederían a una operación de fumigado para combatir el mosquito del Zika, cuya presencia causa mucha preocupación en varios estados de Estados Unidos. El Departamento de Salud local había reportado cuatro casos de Zika dos días antes.

La fumigación comenzó el 28 de agosto. Salvo que en lugar de hacerla con camiones y de noche como regularmente se realiza, las autoridades decideron efectuarla por vía aérea, de mañana. El resultado es desolador. Una apicultora de Summerville, fuertemente afectada por la masacre de sus abejas escribió en Facebook : "ayudenos a compartir esta historia, para que las abejas productoras de miel no hayan muerto en vano". De acuerdo con la cadena local de televisión, un solo grupo apícola perdió 46 colmenares y unos 2,5 millones de abejas murieron desde el lunes pasado.

El presidente de la Asociación de apicultores de Carolina del Sur, Larry Haigh, declaró al Washington Post, que en muchos condados se fumiga de noche, cuando las abejas duermen y es más facil protegerlas. El condado de Dorchester reconoció las muertes de abejas el 30 de agosto.

La Unión Europea prohibió la utilización del poderoso insecticida en 2012, en razón de los peligros que el producto representa para la salud y el medio ambiente. Pero las autoridades estadounidenses estiman que Naled es un producto seguro --se usa para matar mosquitos desde 1959-- a condición que sea empleado "correctamente y con parcimonia".

La muerte de las abejas representa un nuevo duro golpe a los pequeños insectos cuya población está en declive en todo el mundo.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas