México/Violencia

Asesinado de un balazo el juez anti narco que frenó la extradición de 'El Chapo'

Joaquín 'El Chapo' Guzmán en el momento de su detención, 8 de enero de 2016
Joaquín 'El Chapo' Guzmán en el momento de su detención, 8 de enero de 2016 REUTERS/Edgard Garrido

Bermúdez fue asesinado de un disparo en la cabeza cuando salía de su casa este lunes para ir a correr. El magistrado llevaba casos relacionados con el narcotráfico como el del Cártel de Jalisco Nueva Generación o los desaparecidos de Ayotzinapa. El juez también había suspendido la extradición a EEUU del capo Joaquín El Chapo Guzmán. Es el tercer juez asesinado en un mes en México.

Anuncios

Hacía seis años que ningún magistrado era asesinado en México hasta el último mes, en los últimos días tres jueces han sido asesinados a sangre fría. Dos en el violento estado de Guerrero y ahora el juez anti crimen organizado, Vicente Antonio Bermúdez que ejercía desde hace tres años en el estado de México.

El juez de 37 años salió de su casa situada en Metepec a correr el lunes por la mañana cuando un desconocido se acercó y le disparó a bocajarro en la sien. El asesino huyó junto a otro individuo, según las imágenes que captaron las cámaras de seguridad. “Algo que debería ayudar en la investigación para dar pronto con este delincuente”, según el gobernador del estado de México, Eruviel Ávila.

¿Un acto de venganza?

A Bermúdez enemigos no le faltaban y no se descarta que su asesinato sea un acto de venganza. Se ocupó de muchos casos relacionados con el crimen organizado. En marzo de este año decretó prisión provisional de 40 días para Abigael González Valencia, alias El Cuini, uno de los cabecillas del Cártel Jalisco Nueva Generación.

También tuvo entre sus manos el traslado a Estados Unidos de Joaquín Guzmán, alias al Chapo, que finalmente suspendió. En septiembre emitió un fallo en el que declaró formalmente preso por fraude fiscal a Naim Libien Kaui, un polémico empresario propietario del diario Unomásuno envuelto en hechos violentos en los últimos años.

Entre sus últimos dosieres también destaca la escabrosa desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Apenas hace unos días, el juez sobreseyó la petición contra una supuesta orden de traslado de Gildardo López Astudillo, alias El Gil, que presuntamente ordenó la eliminación de los estudiantes.

"Están enviando un mensaje a todo el gremio para decir que en caso de que exista algo que les molesta al crimen organizado, les pueden quitar la vida", afirma a RFI Roberto Villanueva, coordinador del Programa de Atención de Víctimas de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. 

La noticia del asesinato del juez Bermúdez se produjo en el mismo momento que se celebraba la reunión anual de la Unión Internacional de Magistrados. Desde la tribuna, el presidente Enrique Peña Nieto tuvo que improvisar y dio instrucciones a la Fiscalía para que investigara las causas del asesinato de Bermúdez.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas