Saltar al contenido principal
Nicaragua

Ortega barre en unas controvertidas elecciones casi sin oposición

Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo tras sufragar el 6 de noviembre.
Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo tras sufragar el 6 de noviembre. REUTERS/Oswaldo Rivas
Texto por: RFI
3 min

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ganó las elecciones presidenciales de este domingo, con 71,3% de votos según el primer conteo oficial parcial, mientras dirigentes opositores avisan que desconocen el resultado empañado, en su opinión, por una abstención masiva.

Anuncios

El conteo preliminar de un 21,3% de las mesas de votación daba un 71,3% de votos al actual presidente de Nicaragua, el líder sandinista Daniel Ortega, contra un 16,4% para el candidato del derechista Partido Liberal Constitucionalista, Maximino Rodríguez, según el Consejo Supremo Electoral (CSE).

Tras conocer el resultado preliminar, cientos de seguidores de Ortega y de su esposa Rosario Murillo, quien será vicepresidenta, celebraron con música y bailes en la Plaza de Las Victorias, en el oeste de Managua.

El presidente del CSE, Roberto Rivas, agradeció el "alto grado de participación y civismo" de la población en la elección, que calculó en un 65,3%. La oposición, en cambio, considera que la abstención fue “masiva”, incluso en lugares donde es tradicional la influencia del partido de Ortega, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

" Nosotros hemos calculado del 70% al 80% de abstención", afirmó la dirigente del opositor Frente Amplio por la Democracia (FAD) Violeta Granera, en rueda de prensa. "No reconocemos los resultados de esta farsa y con la fuerza de la voluntad manifestada por el pueblo de Nicaragua, las declaramos nulas", manifestó Granera.
Tras emitir su voto, el mandatario afirmó por su parte que el proceso electoral fue "inédito" debido al bajo nivel de confrontación, porque "no nos lanzamos mensajes de odio ni nos tocamos tambores de guerra".

Esposa y compañera de fórmula

El tercer mandato de Ortega empezará en medio de varias controversias. Con una acción legal, el grupo oficialista Frente Sandinista de Liberación de Nacional, que ya tiene el control de las instituciones nicaragüenses, sacó de la contienda a la coalición opositora liderada por el Partido Liberal Independiente, una de las agrupaciones más importantes y críticas al orteguismo.

Ortega, que cumplirá 71 años el 11 de noviembre, gobernará en su tercer mandato junto a su esposa y mano derecha Rosario Murillo, como vicepresidenta. Militante sandinista desde la década de 1970 y madre de diez hijos, dos adoptados, esta excéntrica poetisa de 65 años goza de una alta popularidad según las encuesta de opinión. Conocida por su estilo autoritario, es adorada por los simpatizantes de Ortega y apodada "bruja" por los opositores.

"Durante los últimos 10 años, la señora Murillo ha asumido en muchas ocasiones las funciones de jefe de Estado", dijo a la AFP por correo electrónico Verónica Rueda Estrada, una experta en Nicaragua de la Universidad de Quintana Roo de México.

"La elección de Rosario Murillo como vicepresidenta sólo formaliza una posición de influencia que tiene ya desde hace muchos años en el país”, señaló al micrófono de RFI Kevin Parthenay, especialista de Centroamérica en el Instituto de Ciencias Políticas de París. Por un lado, Murillo tiene una influencia ideológica en las direcciones que toma la administración Ortega, explica el politólogo. Por otra parte, influye sobre cómo se maneja los recursos dentro del partido sandinista, cómo se articulan las coaliciones, los apoyos en el Parlamento, añadió.

La oposición buscaba impedir que Ortega, quien controla todo el aparato estatal, instaure una nueva dinastía en el país similar a los Somoza, familia que rigió los destinos de Nicaragua entre 1934 y 1979, y que la revolución en la que participaron Ortega y Murillo había derrocado.

Más sobre este tema: Murillo y Ortega: una dinastía que busca eternizarse en Nicaragua

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.