Saltar al contenido principal
Venezuela

Expertos aseguran que la convocatoria de Maduro es inconstitucional

El presidente Maduro este 1 de mayo de 2017.
El presidente Maduro este 1 de mayo de 2017. Reuters/Miraflores Palace/Handout
Texto por: Paula Estañol
4 min

El presidente venezolano convocó este lunes a una asamblea nacional constituyente con el fin de reformar la actual Carta Magna bolivariana. La propuesta se da en medio de una crisis sin precedentes en el país sudamericano y podría profundizarla aún más.

Anuncios

El presidente lo anunció con bombos y platillos este lunes 1° de mayo: con el fin de encontrar una salida a la crisis, convocó una asamblea nacional constituyente, un recurso democrático basado en la voluntad del pueblo y previsto en la Constitución de Hugo Chávez. Nicolás Maduro dijo querer con esto encauzar las propuestas para una era post petrolera y hacer reformas de populares. 

Sin embargo, la noticia fue recibida con cautela por algunos expertos. “Es una convocatoria popular”- nos explicó el abogado constitucionalista Leonel Ferrer- “por lo mismo, la iniciativa tendría que ir a un referendo y a partir de allí el pueblo pronunciarse si quiere o no ir a una asamblea popular constituyente”. Es por eso que el abogado asegura que desde su génisis, la idea del presidente Maduro iría en contra de la Carta Magna venezolana.

“En ese mismo referendo tendrían que aprobarse las bases para establecer la finalidad de esta Asamblea, cómo está estructurada, cuál es su integración y cómo serán electos sus miembros”, analiza Ferre. A lo que agrega: ‘luego, si en un referendo aprobatorio el pueblo llegase a manifestarse en apoyo a su convocatoria, se tendría que ir a una elección para escoger a los integrantes de la asamblea nacional constituyente, que tendría que estar en conformidad con los parámetros con los que hoy se integra el órgano parlamentario venezolano”.

La propuesta de Maduro llegó justo cuando se cumplía un mes de marchas opositoras, que exigen una salida del poder a través de las elecciones. “Es un verdadero desencadenante histórico para profundizar la revolución”, dijo Maduro al dar el anuncio, agregando que con esto también quiere detener lo que denominó “arremetida golpista” de la oposición.

“Nicolás Maduro está ganando tiempo con esta decisión”, dijo a RFI Eduardo Ríos, especialista en Venezuela e investigador de Instituto de Estudios Políticos de París. El analista también ve problemas en la convocatoria del mandatario venezolano quien dijo querer “reforzar” la Constitución de 1999 para establecer “nuevas formas de democracia participativa”.

“Si está diciendo que es una asamblea popular quiere decir que va a haber una serie de representantes de los consejos comunales, que son representantes de grupos de familias dentro de los barrios venezolanos, que por ahora, porque son financiados por el gobierno, tienen una amplia mayoría chavistas”, comenta Ríos. También agrega: “la oposición se organiza en cosas muy similares, que tienen una penetración importante, pero que no son reconocidos por el Estado como consejos comunales. Lo que está proponiendo el Estado venezolano es que solamente sean reconocidos como delegados para esa asamblea nacional constituyente los consejos comunales mayoritariamente chavistas”.

De hecho Maduro, que aún debe enviar al poder electoral las bases con las que se elegirá a los asambleístas, adelantó que tendrán una fuerte participación de estructuras comunales.

Los venezolanos experimentaron una asamblea constituyente durante el gobierno de Hugo Chávez. Claro que ahora, según el constitucionalista Leonel Ferrer, se estarían vulnerando los principios con los que este modelo llegó a la Constitución: “eso ya lo vivimos los venezolanos en 1999, hace 18 años. No entiendo cómo jurídicamente puede proponer un disparate como ese. Políticamente es absolutamente comprensible, el gobierno nacional se encuentra en el peor momento de su popularidad, a espaldas de las grandes mayorías y sabe que cualquier proceso, cualquier votación iría en contra de sus intereses, porque mayoritariamente saldrían derrotados de las urnas”.

Así las cosas, para el abogado la idea de Maduro sólo puede empeorar la crisis. “En Venezuela si la asamblea nacional constituyente pretende integrarse por miembros no electos por la soberanía popular se está configurando un golpe de estado y esa es la sepultura de la democracia venezolana”, concluyó.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.