Saltar al contenido principal
Estados Unidos

Los senadores republicanos presentan su reforma del sistema de salud

El líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, llegando al Senado, el jueves 22 de junio de 2017.
El líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, llegando al Senado, el jueves 22 de junio de 2017. REUTERS/Kevin Lamarque
3 min

Los senadores republicanos de Estados Unidos lanzaron el jueves un nuevo proyecto de la ley de salud para cumplir la promesa del presidente Donald Trump de revocar partes significativas del ‘Obamacare’, pero la rebelión de cuatro colegas conservadores pone la iniciativa en peligro.

Anuncios

Con Xavier Vila, corresponsal de RFI en Washington

Después de que el presidente Donald Trump calificara de despiadada la propuesta de ley sanitaria surgida de la cámara de representantes, los republicanos en el Senado someterán a votación la semana que viene un texto alternativo menos duro con las rentas más bajas al vincular sólo los ingresos de quien no esté cubierto a través de su empleo con los subsidios públicos que puedan recibir en la compra de una póliza.

El Congreso, en cambio, lo vincula además con la edad, lesionando así las opciones de afrontar el pago de una póliza a los jubilados con pocos ingresos. El líder republicano en el Senado Mitch McConnell celebra que el texto termine con la obligatoriedad actual de comprar un seguro médico.

“Revocaremos el mandato individual para que los americanos no deban más comprar un seguro que no necesitan o no se pueden permitir”, sostuvo.

Del otro lado, el líder demócrata Chuck Schummer denunció la desprotección en que caerían los más pobres si el texto supera el trámite parlamentario.

“Esta ley traerá costes más altos, menos atención médica, y millones de estadounidenses perderán su seguro médico”, afirmó.

Y es que el texto del Senado propone también recortar el Medicaid, el programa público de ayuda médica para la gente con menos ingresos, y elimina las subvenciones destinadas a afrontar gastos médicos pensados para las rentas bajas.

La nueva ley eliminaría el financiamiento federal para Planned Parenthood, una organización de salud a la cual la administración de Trump ha anunciado recortes porque ofrece servicios de aborto.

Sin embargo la ley conserva un elemento clave del Obamacare, que permite que los padres puedan ofrecer cobertura a sus hijos hasta que tengan 26 años.

Todo apunta a que -de aplicarse- el texto apartaría a unos 20 millones de personas de la cobertura sanitaria, lo que ha llevado a al menos cuatro senadores republicanos (Ted Cruz, Mike Lee, Ron Johnson y Rand Paul) a mostrar su escepticismo.

El partido sólo se puede permitir perder tres votos para aprobar la legislación.

Trump, quien durante su campaña prometió desmantelar la reforma de salud impulsada por su predecesor, ofreció una breve reacción al proyecto de ley dado a conocer.

"Esto va a estar muy bien", dijo el presidente. "Un poco de negociación, pero esto va a estar muy bien".

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.