Estados Unidos

Republicanos presentan ambiciosa reforma fiscal promocionada por Trump

Donald Trump mostró el tamaño de las que, según él, serán los nuevos formularios de declaración de impuestos tras la aprobación de la reforma fiscal.
Donald Trump mostró el tamaño de las que, según él, serán los nuevos formularios de declaración de impuestos tras la aprobación de la reforma fiscal. REUTERS/Carlos Barria

Fuertes recortes en los impuestos: esta es una de las principales promesas con del proyecto de reforma fiscal presentado este jueves en el Congreso estadounidense. El partido Republicano, que controla ambas cámaras legislativas, quiere hacer realidad los deseos del presidente Trump de haber aprobado el texto antes de final de año.

Anuncios

Con Xavier Vilà, corresponsal de RFI en Washington

Los legisladores republicanos en el Congreso estadounidense presentaron este jueves su proyecto de reforma fiscal, que incluye recortes inéditos en los impuestos, uno de los objetivos fundamentales del presidente Donald Trump.

Las 429 páginas del proyecto ya comenzaron a ser desmenuzadas por expertos y lobistas para tener una idea de cómo cambiará el sistema fiscal, en lo que se es visto como la mayor reforma impositiva desde la del presidente republicano Ronald Reagan en 1986. Los datos fundamentales del proyecto ya son conocidos: recorte del impuesto a las empresas de 35% a 20% y reducción de los impuestos personales, que pasarán de siete a cuatro categorías fundamentales. La tasa máxima actual, de 39,6% y que sobrevive desde los años de Barack Obama, será mantenida para evitar comentarios sobre una reforma que beneficia apenas a los más ricos.

Incluso aliados tradicionales de la derecha norteamericana como la federación nacional de negocios independientes han criticado una propuesta de reforma fiscal que, dicen, prescinde de los intereses de numerosas pequeñas y medianas empresas. El plan elimina exenciones fiscales vitales sobre planes médicos o compra de vivienda habitual de las que ahora se benefician las rentas medias y bajas. En cambio recorta en 15 puntos porcentuales los impuestos sobre las  empresas.

En cualquier escenario, esta reforma costará caso a los cofres públicos. De acuerdo con un estudio publicado por el centro especializado Tax Policy Center, apenas en la primera década ese recorte de impuestos representará una caída de recaudación de 2,4 billones de dólares.

El profesor de economía en la Universida de Duke, Lauren Bellenick, tiene claro cómo se financiara el desajuste presupuestario que provocarían las medidas en caso de aplicarse. “Ciertamente es posible que el resultado final de esto sea que la carga fiscal se desplace básicamente hacia los trabajadores y se aleje de quien tiene el capital.”

La meta de los legisladores es hacer que la Cámara de Representantes apruebe el texto antes del feriado del Día de Acción de Gracias, en dos semanas, para que el Senado realice la votación decisiva antes del fin de año.

La Reserva Federal cambia de manos

En paralelo todo apunta que el Senado aprobará la nominación de Jerome Powell como el nuevo presidente de la Reserva Federal en sustitución de Janet Yellen cuando esta termine su mandato en febrero. El presidente Trump la sustituye a pesar de felicitarla por su trabajo, en lo que se interpreta en el contexto del empecinamiento de Trump de terminar con cualquier cargo escogido en su día por su predecesor Barack Obama.

 

Con AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas