Saltar al contenido principal
Honduras, Carlos Hernández, observador electoral

En Honduras siempre ha habido fraude, lo importante es la magnitud

Carlos Hernández, secretario ejecutivo de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ)
Carlos Hernández, secretario ejecutivo de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) @http://asjhonduras.com
Texto por: Erika Olavarría
4 min

Su organización social “Asociación por un país más justo” observa por primera vez una elección presidencial. Y lo ha hecho este domingo con el apoyo de 80 organizaciones de América Latina agrupadas en el acuerdo de Lima. La elección se desarrolló en un buen ambiente, pero no descarta que haya fraude.

Anuncios

Estos comicios presidenciales en Honduras no llegan exentos de polémica. Primero por los temores opositores de fraude, que vienen siendo tradicionales en este pequeño país de un poco más de ocho millones de habitantes. Y en segundo lugar, por los cuestionamientos a la postulación a la reelección del presidente Juan Orlando Hernández, que pudo hacerlo tras una polémica decisión del tribunal constitucional. Apenas cerradas las mesas de los comicios este domingo, RFI conversó con Carlos Hernández de la Asociación por un país más justo, que observó estos comicios de la mano de las organizaciones sociales latinoamericanas agrupadas en el Acuerdo de Lima.

¿Cómo se ha desarrollado este domingo de presidenciales en Honduras?

Primero quisiera resaltar el patriotismo y el civismo de los hondureños que a pesar de las dificultades y frustraciones han participado masivamente hoy. Creo que la participación será de un 60% del padrón y hay que destacar que ha habido tranquilidad.

Había expectativas de violencia y hasta este momento, si se han dado actos violentos, han sido hechos aislados. Esto nos parece positivo, pero es evidente que hay que hacer reformas en nuestro sistema político. Hay situaciones que ya habíamos advertido, que pueden prestarse a irregularidades: en las mesas hay participación de algunos partidos, no de todos, pues los más pequeños nos habían advertido de que no tenían suficientes militantes para cubrir su presencia en todas las mesas. Obviamente los partidos mayoritarios tienen capacidad de movilizar esa cantidad de gente y eso puede tener un impacto en los resultados.

 

Los dos candidatos opositores con más posibilidades, Luis Zelaya, del Partido Liberal (PL, derecha), y el periodista Salvador Nasralla, de la izquierdista Alianza de Oposición contra la Dictadura, dijeron temer un fraude del gobierno y advirtieron que no reconocerían una eventual reelección. ¿Qué ha podido observar este domingo al respecto?

Cuando uno revisa los últimos cuatro procesos electorales en Honduras, lamentablemente siempre ha habido la misma situación, el mismo discurso, no hay reconocimiento inmediato, esto producto de la misma fragilidad y de la misma indiferencia de los partidos políticos. Hoy son los que están en la oposición pero ayer esos mismos estaban en el gobierno.

El problema es que el sistema es frágil y que esto va a ser muy cerrado, los márgenes entre los tres partidos favoritos, dos sobre todo, van a ser reducidos y eso creemos puede agudizar la conflictividad en el país. Por eso estamos llamando a los partidos políticos a actuar con responsabilidad y al TSE a no pronunciarse hasta que haya un número alto de actas registradas y escrutadas.

Si los tres partidos más grandes, libre, liberal y nacional, son los que tienen el control en las mesas electorales, los partidos pequeños incapaces de enviar un representante a todas las mesas, se pueden traficar las credenciales con los tres partidos más grandes como pudimos constatarlo en las visitas que hicimos hoy.

¿Cuáles son esos puntos débiles del sistema político hondureño a que se refiere?

La participación de los partidos en las mesas. Creemos que deben ser los ciudadanos y que se debe quitar el control del proceso a los partidos políticos. Siempre vamos a tener el mismo problema. Aquí existen 10 partidos que salen como registrados, pero la experiencia nos indica que son partidos que en el pasado no reunieron 5 mil votantes y las mesas son 18 mil. En cada mesa deben poner un propietario y un suplente, es decir contar con 36 mil personas. Y eso históricamente nunca lo han logrado sólo lo consiguen el partido Liberal y el Nacional y ahora también el partido Libre. Y por último, nos parece que la composición del Tribunal supremo electoral es motivo de fragilidad política en nuestro país.

¿Usted puede descartar que hoy hubo fraude?

Siempre ha habido fraude aquí, el tema es la magnitud. Incluso hay presidentes que han confesado que ganaron con fraude. Acá el tema es la magnitud. Si hay fraude a nivel de una mesa, eso puede que no impacte en el resultado final y esto se ve en varios procesos de la región.

Por eso cuando los resultados son cerrados, y estimamos que estos comicios serán cerrados, el riesgo es mayor. Por eso estamos enviando un mensaje al país, al TSE y a los partidos a actuar con responsabilidad porque un margen cerrado sí puede tener impacto significativo en el resultado final. Es algo que digo de manera subjetiva porque aún no tenemos ninguna tendencia,  es mas en función  a lo que pude observar previo a las elecciones y a lo que he visto hoy también.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.