Saltar al contenido principal
Argentina

Del pañuelo verde al naranja: crecen los trámites de apostasía en Argentina

Campaña Nacional por la Separación Iglesia/Estado.
Campaña Nacional por la Separación Iglesia/Estado. Facebook
Texto por: Marilyne Buda
2 min

El debate por el aborto ha llevado a otro debate en el país sudamericano: el de la separación entre Estado e Iglesia. Cada vez más personas están recurriendo al trámite de apostasía, es decir el renunciamiento a la Iglesia.

Anuncios

Desbautizarse: a eso vinieron centenas de personas este 18 de agosto en pleno centro de Buenos Aires, con un pañuelo naranja anudado al cuello o en la mano, con el objetivo de pedir la separación del Estado y de la Iglesia.

La Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL) había instalado mesas delante las cuales cada uno esperaba su turno para que su nombre sea tachado de los registros de la Iglesia. Las cartas serán entregadas el 24 de agosto a la Conferencia Episcopal Argentina.

Apostatar significa desligarse institucionalmente de la Iglesia Católica Apostólica Romana.

No se trata del primer movimiento de apostasía colectiva. Estos movimientos son el resultado del debate sobre la ley del aborto, en el que la presión de la Iglesia católica no pasó desapercibida. El papa Francisco calificó la interrupción voluntaria del embarazo de "homicidio de niños" y la comparó con el Holocausto, y se supo que sacerdotes habían amenazado con excomulgar a los senadores que votarían a favor del texto.

Para los militantes, que el pañuelo sea verde o naranja no importa, lo que cuenta es acabar de una buena vez con la intromisión en la ciudadanía de una "institución hipócrita y perversa", que tiene "una doble moral ya que pretende defender la vida humana pero protege a sacerdotes pedófilos", según explicaron al diario francés Le Monde.

El artículo 2 de la Constitución establece que "El Gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano".

La campaña, que nació en junio, tuvo un rápido éxito. En julio, las conocidas actrices Verónica Llinás y Catherine Fulop usaron como accesorio un pañuelo color naranja en la televisión. El 8 de agosto hubo apostasías colectivas en toda Argentina y 2.500 personas apostataron, indica el periódico argentino Clarín.

El mensaje que mandan al Estado es claro: la Iglesia tiene que quedar fuera de las decisiones políticas y sociales, y el Gobierno no puede legislar en función de las presiones que recibe de su parte.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.