Saltar al contenido principal

Hasta 100 años de cárcel para los líderes de la Mara Salvatrucha

Miembros de la Mara Salvatrucha en la cárcel de Zacatecoluca, El Salvador, el pasado 9 de agosto de 2017.
Miembros de la Mara Salvatrucha en la cárcel de Zacatecoluca, El Salvador, el pasado 9 de agosto de 2017. REUTERS/Victor Pena
Texto por: RFI
2 min

Es la primera vez que se logra la condena de la totalidad de la estructura de liderazgo de esta organización criminal, una de las más importantes de Centroamérica.

Anuncios

La cúpula de la Mara Salvatrucha (MS-13) ha sido desmantelada. 61 miembros de esta peligrosa pandilla han sido condenados por una corte antimafia de El Salvador a penas que van desde los 30 a 100 años de prisión. Se les acusa de delitos de homicidio agravado, extorsión y tráfico de drogas. Según el fiscal Álvaro Rodríguez, que calificó a la banda como organización terrorista, se trata de la primera vez que se logra la condena de la totalidad de la estructura de liderazgo de la Mara Salvatrucha.

Entre los condenados se encuentra el Diablo de Hollywood (Borromeo Henríquez Solórzano), uno de los principales líderes de la MS-13.

“Jaque Mate” a la cúpula de la MS-13

Hace dos años, en julio de 2016, se dio el mayor golpe a la actividad financiera de la organización. La “Operación Jaque” reveló en aquel momento una gran red de lavado de dinero gestionada por los miembros de la MS-13. Este descubrimiento fragilizó a la organización. Un año más tarde, en julio de 2017, un fiscal estadounidense, Jeff Sessions, alertó de que la mafia tenía tentáculos en Estados Unidos y en Europa, lo que puso de manifiesto la magnitud del poder de influencia de la Mara Salvatrucha, cuyos orígenes se remontan a los años 80 en las calles de Los Ángeles, California. La pandilla se expandió poco a poco por Centroamérica cuando el gobierno estadounidense comenzó a deportar a ciudadanos salvadoreños.

Junto a la Mara 18, la MS-13 es una de la responsables de un gran número de muertes violentas en El Salvador, donde las autoridades de seguridad acusan a las pandillas de mantener los altos índices de asesinatos que sitúan al país como uno de los más violentos del mundo, con tasas de 103 y 81.7 asesinatos por cada 100,000 habitantes en 2015 y 2016, respectivamente.

 

(Con EFE y ElSalvador.com)

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.