Ataque a la sinagoga de Pittsburg deja once muertos

Fuerzas de policía en los alrededores de la sinagoga en Pittsburgh.
Fuerzas de policía en los alrededores de la sinagoga en Pittsburgh. REUTERS/John Altdorfer

Ayer sábado en una sinagoga de Pittsburg, en Pensilvania, tuvo lugar el ataque antisemita más mortífero de las últimas décadas en Estados Unidos, dejando un balance de 11 víctimas. Es el peor ataque contra la comunidad judía en la historia del país, estima la Liga Antidifamación (ADL), principal asociación estadounidense de lucha contra el antisemitismo.

Anuncios

Robert Bowers, como fue identificado por las autoridades, irrumpió en la sinagoga Tree of Life (Árbol de la vida) alrededor de las 14H00 GMT gritando: "Todos los judíos deben morir", según indicaron testigos, mientras abría fuego en plena ceremonia para celebrar un nacimiento.

Además de los 11 muertos, seis personas resultaron heridas, entre ellas cuatro integrantes de las fuerzas del orden. Ningún niño resultó lesionado mientras el atacante fue detenido y trasladado a un hospital tras un enfrentamiento con las fuerzas del orden.

Será procesado, entre otros, por crimen antisemita y se enfrenta a la pena de muerte, declaró el fiscal general, Jeff Sessions.

La justicia federal acusó poco después a Bowers de 29 delitos federales, de los cuales 11 cargos por obstrucción del ejercicio de creencia religiosa con resultado de muerte y 11 cargos por el uso de armas de fuego.

Donald Trump calificó el ataque como un "desquiciado acto de asesinato en masa", agregando que "No debe haber tolerancia para el antisemitismo".

Con AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Siga toda la actualidad internacional descargando la aplicación RFI