Pakistán/Inundaciones

2.500 millones de dólares para la reconstrucción del norte

Un grupo de refugiados huye en tractor de las inundaciones, 16 de agosto de 2010.
Un grupo de refugiados huye en tractor de las inundaciones, 16 de agosto de 2010. ©Reuters/Adrees Latif

El embajador paquistaní ante la ONU asegura que la zona afectada en el norte es comparable al territorio de Inglaterra y tranquiliza a la comunidad internacional sobre las donaciones en medio de las críticas que recibió Islamabad sobre la gestión del dinero que recibió después del sismo de 2005. De momento, el país ha recibido 300 millones de dólares para la atención de urgencia.

Anuncios

Zamir Akram, embajador de Pakistán ante la ONU ha salido hoy al paso de las críticas sobre el destino de las donaciones internacionales para los damnificados por las inundaciones. Akram afirmó desde Ginebra que se trata de un “esfuerzo común lo que garantiza que es transparente”. Con esta actitud, Pakistán quiere demostrar al mundo que no se desviará ni un céntimo del dinero para atender a los damnificados y de paso convencer a los donantes para que destinen dinero para reconstruir el país. Según él se necesitan 2.500 millones de dólares para reconstruir el norte del país.

El sábado, el diario británico The Daily Telegraph publicó un artículo acusando al presidente paquistaní de haber desviado una parte de la ayuda (367 millones de euros) acordada al país tras el violento sismo que se cobró la vida en 2005 de 74.000 personas. Akram asegura que tanto la polémica sobre la corrupción así como el temor a una posible influencia creciente de los talibanes en el país es una “exageración inútil”.

Pero el caso es que la comunidad internacional aún no ha reaccionado con donaciones masivas más de una semana después de que la ONU lanzara el llamado a la solidaridad para ayudar de forma urgente a los afectados por las inundaciones.

Según Akram, Pakistán recibió por ahora 301 millones de dólares. Este lunes, el Banco Mundial se comprometió a conceder préstamos por un valor de 900 millones de dólares pero no especificó ninguna fecha. Todo esto no basta para atender a los seis millones de personas que necesitan ayuda humanitaria de forma inmediata, denunció este martes UNICEF. Sólo unas 500.000 personas habrían recibido ayuda, según Naciones Unidas.

La mayoría de la población sigue aislada por la crecida de ríos y la ONU se preocupa cada día más sobre la salud de los damnificados. “Este país está afectado de forma endémica por diarreas, cólera e infecciones de las vías respiratorias superiores y todas las condiciones se reúnen para que se agrave la situación”, advirtió el director de UNICEF para Asia del Sur, Daniel Toole.

El jueves se celebra en Nueva York una sesión especial de la Asamblea General de la ONU consagrada a las inundaciones.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas