INDIA

Decenas de miles de personas salen a la calle contra la corrupción

Manifestación en Nueva Delhi, el 17 de agosto de 2011, por la detención del activista anticorrupción Anna Hazare.
Manifestación en Nueva Delhi, el 17 de agosto de 2011, por la detención del activista anticorrupción Anna Hazare. REUTERS/Adnan Abidi

Unas 60.000 personas, según la organización, se manifestaron este miércoles 17 de agosto en Nueva Delhi en apoyo al militante anticorrupción Anna Hazare, de 74 años, en huelga de hambre desde el martes. Hazare pide que no salga adelante una ley que protege al primer ministro y a otros altos cargos, sospechosos de corrupción.

Anuncios

Al menos 60.000 personas participaron en la marcha de Nueva Delhi, según la los organizadores. La policía no quiso dar cifras aunque reconoce que fueron decenas de miles. En otras ciudades como Bombay y Madrás también hubo marchas aunque menos numerosas. “Por una vez hemos sacado el problema de la corrupción a cada calle de la India”, aseguró a la agencia AFP en Nueva Delhi K.C. Malhotra, un profesor de historia jubilado. Entre los manifestantes había estudiantes, trabajadores y jubilados, muchos de ellos llevaban banderas indias. La policía impidió con barricadas que la marcha llegara hasta el parlamento. 

Anna Hazare lidera el Movimiento Indio contra la Corrupción y ha recibido el apoyo de miles de ciudadanos, cansados de los muchos escándalos que implican a cargos públicos. Hazare, admirador de Gandhi con el que incluso tiene un cierto parecido físico, está detenido desde el martes.

Hazare fue arrestado junto a miles de activistas con los que iba a iniciar una multitudinaria huelga de hambre en Nueva Delhi. La detención tenía como objetivo impedir esa forma de protesta pasiva que popularizó el Ghandi. Sin embargo, el popular activista inició de todos modos la huelga de hambre en la celda y como las autoridades vieron que las protestas callejeras no hacían más que aumentar, decidieron ponerle en libertad, a lo que él se negó. Asegura que no saldrá de la celda hasta que las autoridades no le permitan hacer la huelga de hambre pública y multitudinaria.

Pulso al gobierno

El primer ministro indio, Manmohan Singh, calificó el ayuno de "totalmente infundado” y de antidemocrático y recordó que la elaboración de la ley es una competencia exclusiva del parlamento. Y es que desde hace meses los militantes más radicales utilizan la huelga de hambre como método de presión hasta en algunos casos llegar a su muerte, una forma de presión inspirada en Mahatma Gandhi. 

El alcance del movimiento de protesta que está siguiendo a la detención de Hazare sorprendió al gobierno y según los observadores esta nueva crisis podría transformarse en un movimiento general de desconfianza hacia el gobierno en un momento en que el crecimiento económico del país se ralentiza y los precios aumentan. 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas