Saltar al contenido principal
Afganistán/MSF

Mueren nueve miembros de Médicos Sin Fronteras (MSF) en ataque en Kunduz

Fuerzas afganas en Kunduz, 29 de septiembre de 2015.
Fuerzas afganas en Kunduz, 29 de septiembre de 2015. NASIR WAQIF/AFP
Texto por: RFI
3 min

Las fuerzas estadounidenses podrían estar detrás del ataque aéreo en el que murieron este 3 de octubre en un hospital 16 personas, entre ellos, 9 miembros de Médicos Sin Fronteras (MSF). Más de treinta personas permanecen desaparecidas tras el bombardeo sobre la ciudad de Kunduz, en el noreste de Afganistán.

Anuncios

“Al menos 16 personas –de las cuales nueve miembros de MSF y siete pacientes, entre ellos tres niños– murieron este sábado en el bombardeo del hospital de MSF en Kunduz que probablemente fue llevado a cabo por la aviación estadounidense”, indicó un portavoz de la ONG MSF a la AFP.

El establecimiento de MSF en Kunduz es un centro sanitario clave en la región que ha funcionado “más allá de su capacidad” durante los recientes combates entre el ejército y los talibanes, que tomaron el control de la ciudad durante varios días.

“A los 02H10 (20H40 GMT), el centro de traumatología de MSF en Kunduz fue golpeado varias veces durante un bombardeo prolongado y resultó muy dañado", había informado previamente la ONG en un comunicado.

Kunduz ha sido escenario en la última semana de fuertes combates desde la irrupción el lunes de insurgentes talibanes, convirtiéndose en la primera gran ciudad afgana en caer en manos de los insurgentes desde 2001.

En el momento del bombardeo, 105 pacientes y personal sanitario y más de 80 empleados internacionales y locales de MSF estaban en el hospital, precisó la ONG. La organización había informado el viernes que 59 niños estaban siendo atendidos en el centro.

“Las fuerzas estadounidenses llevaron a cabo un ataque aéreo en Kunduz a las 02H15 contra personas que amenazaban a las fuerzas de la coalición”, dijo la OTAN en un comunicado. “El ataque podría haber provocado daños colaterales a un centro médico cercano. Este incidente está bajo investigación”, añadió.

La posibilidad de que las fuerzas estadounidenses sean las responsables del ataque aéreo contra el hospital de MSF es "altamente probable”, indicó el corresponsal de RFI en Afganistán, Joël Bronner. "Según los testimonios del personal, el hospital fue bombardeado y los talibanes no cuentan con el equipo necesario para lanzar este tipo de operación. Todo parece indicar que se trata de un error”, agregó Bronner.

Un residente local contó que intentaba desesperadamente contactar con seis de sus amigos, todos médicos y enfermeras de MSF, pero no ha logrado hablar con ellos.

“No tengo ninguna noticia de ellos, podrían estar muertos”, dijo a la AFP. Afirmó además que muchos residentes con familiares ingresados en el hospital tienen miedo de salir de sus casas en busca de noticias debido a los disparos entre el ejército y talibanes.

El centro de traumatología de MSF en Kunduz es la única instalación médica en la región que puede tratar lesiones graves. “Estamos profundamente consternados por el ataque, por la muerte de nuestros empleados y el alto precio infligido a un centro de salud en Kunduz”, declaró en un comunicado el director de operaciones de MSF Bart Janssens.

Kunduz está sumida en una crisis humanitaria, con miles de civiles atrapados en el fuego cruzado de dos fuerzas: las tropas del gobierno y los insurgentes talibanes. Por el momento no se conoce con exactitud el número de víctimas de los combates que se libran en esta localidad, pero las autoridades dijeron el viernes que al menos 60 personas han muerto y 400 resultado heridas.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.