Hong Kong/China

Hong Kong: ‘China teme un contagio de las reivindicaciones democráticas’

Los manifestantes irrumpieron en el Parlamento de Hong Kong y colgaron una bandera de la excolonia, el 1 de julio de 2019.
Los manifestantes irrumpieron en el Parlamento de Hong Kong y colgaron una bandera de la excolonia, el 1 de julio de 2019. REUTERS/Tyrone Siu

La sinóloga Marie Holzman explica a RFI que detrás de las violentas protestas del lunes en Hong Kong se encuentra el temor de los habitantes de la excolonia a perder sus libertades ante Pekín, que busca impedir que las exigencias democráticas se extiendan al resto del país.

Anuncios

RFI: ¿Cómo es vivida en Hong Kong esta radicalización?

Marie Holzmnan (MH): En Hong Kong esta violencia resulta chocante. Los hongkoneses son conocidos por su gran sentido cívico y su respeto del orden. La manifestación de dos millones de personas diez días atrás fue, en este sentido, ejemplar: ni un sólo cristal roto, ni un contenedor de basura dado vuelta, todo transcurrió con calma y respetando la ley. En cambio los acontecimientos de las últimas horas son muy chocantes para los hongkoneses y, por supuesto, para el gobierno chino.

RFI: Las fuerzas del orden han reprimido con gases lacrimógenos, algo inusual. ¿Es algo que genera preocupación?

MH: Como conmemoramos el 30° aniversario de la masacre de la Plaza de Tiananmen, el uso de gases lacrimógenos no es algo que nos perturbe demasiado... Lo que sí tememos es que en un momento dado el ejército chino intervenga. Eso sería mucho más dramático.

RFI Luego de haber permanecido en silencio sobre esta crisis, el gobierno el gobierno chino acaba de condenar con firmeza los desmanes que se produjeron ayer. ¿Cuál podría ser la reacción de Pekín ante la situación en Hong Kong?

MH: Es el gran interrogante. Está claro que el gobierno de Hong Kong está completamente controlado por el gobierno chino. La jefa de gobierno de Hong Kong Carrie Lam aceptó contemplar una ley de extradición de criminales a China que hizo que la gente marchara en las calles y desató las protestas. Esta ley fue dictada por China para controlar mejor el movimiento de la libre circulación de ideas en Hong Kong. China teme que haya un contagio de las reivindicaciones democráticas, de un Estado de derecho. En este momento la población de Hong Kong sirve de espejo, lo que China no quiere. Están queriendo demostrar que el gobierno chino es liberticida.

RFI: La solución a la crisis sería entonces retirar el proyecto de ley de extradición…

MH: Es evidente, el problema es que el gobierno chino habría podido aceptar, ya sea dejar que el proyecto caiga en el olvido, o archivarlo en algunos meses, no lo habría hecho bajo presión. Sin embargo, los acontecimientos del lunes pueden cambiar este escenario. El gobierno chino ahora sólo va a poder mostrarse más duro y negarse a actuar bajo presión. Ahora la situación se torna dramática porque si se empiezan a extraditar manifestantes hongkoneses a China van a recibir condenas muy importantes, pueden llegar a 10 o 15 años de cárcel. Por eso los hongkoneses están preocupados y van a seguir luchando.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas