Saltar al contenido principal
Australia-China

El caso de Hong Kong aumenta las tensiones entre Pekín y Canberra

El primer ministro australiano Scott Morrison en una conferencia de prensa en Canberra, el 22 de marzo 2020.
El primer ministro australiano Scott Morrison en una conferencia de prensa en Canberra, el 22 de marzo 2020. DAVID GRAY / AFP
Texto por: RFI
2 min

Australia suspendió su tratado de extradición con Hong Kong por la Ley de Seguridad Nacional china, además de facilitar visados para hongkoneses que quieran exiliarse. Disposiciones que agravan la crisis con Pekín, que ya atravesaba unos de sus peores momentos tras la solicitud australiana de una investigación sobre el origen del coronavirus. Australia, aliado de Washington, propuso dicha investigación después de que  Donald Trump, amenazara con "consecuencias" para China si se demostraba su responsabilidad en el origen de la pandemia de covid-19.

Anuncios

Tal como lo hiciera Canadá la semana pasada, Australia anunció este jueves que suspende su tratado de extradición con Hong Kong, en respuesta a la Ley de Seguridad Nacional impuesta por China, que recorta las libertades de las cuales disfrutaba la antigua colonia británica.

La suspensión llega, y no es casualidad tras la adopción la semana pasada, de Pekín de la nueva ley de seguridad, que autoriza la extradición hacia China continental.

El anuncio fue hecho por Scott Morrison, el primer ministro australiano en un clima de tensiones crecientes entre China y Australia. Morrison enumeró igualmente una serie de medidas destinadas a ayudar a los residentes hongkoneses a instalarse en Australia en busca de una nueva vida, incluidos criterios de inmigración flexibles para los estudiantes. Por ejemplo, los inmigrados hongkoneses, que disponen de un permiso de trabajo temporal, podrán prolongarlo cinco años y posteriormente pedir la residencia permanente.

Morrison no dudó en afirmar, explícitamente, haber tomado dichas decisiones a la luz la entrada en vigor de la nueva ley china de seguridad nacional. La cual constituye -según sus propias palabras- un cambio radical de la situación.

China por su parte, primer socio comercial de Australia, no ve las cosas de la misma manera, estimando que se trata de una injerencia flagrante. El embajador chino en Camberra, Cheng Jingye, evocó incluso la posibilidad de boicot chino a los productos australianos como carnes y vinos.

Con AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.