Birmania

Birmania: disparos contra los manifestantes y los periodistas en la mira

Disparos de gas lacrimógeno durante una manifestación contra el golpe militar en Rangún, el 2 de marzo de 2021.
Disparos de gas lacrimógeno durante una manifestación contra el golpe militar en Rangún, el 2 de marzo de 2021. AFP - STR

La tensión sigue siendo alta el martes 2 de marzo en Birmania, con nuevos manifestantes heridos, tres de ellos en estado grave. Cada vez son más los periodistas perseguidos por las autoridades, que hacen caso omiso de las condenas internacionales.

Anuncios

"Unas 20 personas resultaron heridas" en la ciudad de Kale, en el noroeste del país, a manos de la policía y el ejército, que acudieron a disolver una concentración prodemocrática, indicó un rescatista en declaraciones a la AFP. "Tres de ellos, que fueron alcanzados por munición real, necesitan ser operados urgentemente y se encuentran en estado crítico", explicó un médico del hospital al que fueron trasladados.

Unas horas antes, un periodista birmano, Kaung Myat Hlaing, fue detenido en su domicilio durante una operación de las fuerzas de seguridad, según su empleador, Democratic Voice of Burma (DVB). Se escucharon disparos durante la detención, que él mismo filmó en directo y cuyas imágenes se difundieron en las redes sociales.

Estas nuevas tensiones se producen dos días después de una jornada de represión letal en la que murieron al menos 18 personas, según la ONU.

Por temor a las represalias, el martes salieron a la calle menos manifestantes, sobre todo en Rangún, la capital económica. Algunos todavía levantaron barricadas improvisadas con neumáticos, paneles de madera y barras de metal para protegerse.

 "Limpiar”

Las fuerzas de seguridad se desplegaron en gran número para hacerles frente. En el distrito norteño de Sanchaung, "dispararon gases lacrimógenos y munición de goma", informó un residente. "Vienen a limpiar la zona", dijo otro.

Las oleadas de detenciones continúan, con 1.300 arrestos sólo el domingo, según la televisión estatal MRTV.

Los periodistas tienen cada vez más dificultades para trabajar. En los últimos días han sido detenidos varios, entre ellos un fotógrafo de la agencia de noticias estadounidense Associated Press. Otros han sido blanco de balas de goma, entre ellos dos empleados de la agencia estatal de noticias china Xinhua (Nueva China).

"No hay perdón”

Desde el 1 de febrero han muerto unas 30 personas entre los manifestantes, según una ONG, la Asociación de Apoyo a los Presos Políticos (AAPP).

Cientos de personas se reunieron el martes en un pequeño cementerio de Rangún para el funeral de una de las víctimas, Nyi Aung Htet Naing, que recibió un disparo en el estómago. "No hay perdón para ti hasta el fin del mundo", cantaba la multitud, reunida ante el féretro cubierto de flores de este estudiante fallecido a los 23 años.

Unas horas antes de su muerte, Nyi Aung Htet Naing había publicado un último mensaje en las redes sociales: "¿Cuántos cadáveres necesita la ONU para actuar? »

Reunión de la ASEAN este martes

La violencia mortal ha provocado condenas internacionales. El propio embajador de Birmania ante las Naciones Unidas, Kyaw Moe Tun, rompió dramáticamente con los generales golpistas la semana pasada al pedir el "fin del golpe". Fue destituido por la junta.

Pero Pekín y Moscú, tradicionales aliados de los militares birmanos, consideran la crisis como un "asunto interno" del país.

Está previsto que se celebren nuevas conversaciones internacionales. Los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, incluida China, están considerando la posibilidad de celebrar una nueva reunión sobre Birmania esta semana, según fuentes diplomáticas.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la ASEAN, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, tienen previsto reunirse en línea el martes.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas