Birmania

Birmania: nueva jornada mortal para los manifestantes

Manifestación en Mandalay, el miércoles 3 de marzo de 2021.
Manifestación en Mandalay, el miércoles 3 de marzo de 2021. AP

Las fuerzas birmanas volvieron a disparar munición real y a utilizar gases lacrimógenos el miércoles 3 de marzo contra manifestantes prodemocráticos en varias ciudades del país. Al menos siete personas murieron y hay un importante número de heridos, muchos de ellos de gravedad.

Anuncios

Al menos cinco manifestantes murieron a consecuencia de los disparos de munición real en el centro del país, otros dos fallecieron el 3 de marzo de 2021 cerca de Mandalay, uno de los cuales recibió un disparo en la cabeza y el otro en el pecho.

Las manifestaciones continuaron el miércoles en varias ciudades del país, incluida Rangún, la capital económica de Birmania, donde la gente bloqueó las carreteras con neumáticos y alambre de espino para impedir que la policía se acercara a ellos.

Cerca de la tristemente célebre pagoda de Sule, en el centro de la ciudad, los manifestantes tapizaron el suelo con retratos impresos de Min Aung Hlaing, el general responsable del golpe, una táctica para frenar a las fuerzas de seguridad, que hacen todo lo posible por evitar pisar estos retratos.

Seis periodistas birmanos, entre ellos Thein Zaw, fotógrafo de la agencia estadounidense Associated Press (AP), fueron detenido. Se los acusa de "causar miedo en la población, difundir información falsa o incitar a los empleados del gobierno a la desobediencia", según su abogado.

Día tras día, la represión aumenta: cortes de Internet, refuerzo del arsenal represivo, oleadas de detenciones, uso de la fuerza letal. La Junta intensifica su respuesta a las concentraciones antigolpistas y se vuelve cada vez más mortífera.

El domingo también fue especialmente mortífero, con al menos 18 muertos entre los manifestantes, según las Naciones Unidas.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas