China

China muestra un cauto optimismo en la apertura de su Asamblea Popular Nacional

En su discurso de apertura de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional, el primer ministro chino Li Keqiang presentó el balance del año pasado y expuso las perspectivas para 2021.
En su discurso de apertura de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional, el primer ministro chino Li Keqiang presentó el balance del año pasado y expuso las perspectivas para 2021. REUTERS - CARLOS GARCIA RAWLINS

La reunión anual de la Asamblea Popular Nacional (APN) se inauguró el viernes 5 de marzo en Pekín como cada año con el tradicional discurso del Primer Ministro chino, con un objetivo de crecimiento fijado en el 6% para 2021, un presupuesto militar del 6,8%, el retraso de la edad de jubilación y un mensaje a Hong Kong y Taiwán.

Anuncios

Con nuestro corresponsal en Pekín, Stéphane Lagarde

"Realizar el sueño de la gran renovación de la nación china". Las palabras del Primer Ministro Li Keqiang al final de una hora de discurso fueron aplaudidas por el hemiciclo, bajo la estrella roja del Gran Palacio del Pueblo, donde los coloridos trajes y tocados de los representantes de las minorías étnicas destacan sobre el océano de trajes oscuros.

Objetivo de crecimiento

Un mensaje de fuerza y confianza a la élite roja y a la opinión pública china en una economía que se ha recuperado tras ser la primera en enfrentarse al brote de Covid-19. A pesar de las incertidumbres relacionadas con la pandemia de coronavirus en el mundo, China se ha fijado un objetivo de crecimiento del 6%. En línea con las previsiones de crecimiento de las provincias chinas, pero un 2% por debajo de lo que esperaban los analistas. "Este año, el desarrollo de China se enfrentará a muchos riesgos", reconoció el Primer Ministro ante casi 3.000 delegados con mascarilla, "pero los fundamentos económicos siguen justificando nuestro optimismo".

Por ello, China ha gastado 400.000 millones de yuanes, casi 52.000 millones de euros, en la lucha contra la epidemia con medidas de contención sin precedentes. “La economía china se ha recuperado, pero la lucha contra el coronavirus no ha terminado”, insistió Li Keqiang. "Márgenes razonables", "desarrollo sano y sostenible"... El Gobierno central invita a las autoridades locales a frenar el gasto público.

El año pasado, China amplió su déficit al 3,6% del PIB. Esta proporción se reducirá al 3,2%, al seguir favoreciendo los programas específicos de apoyo a las pequeñas y medianas empresas (desgravaciones fiscales, ayudas a la innovación...). También se apoyará la creación de empleo: este año se crearán 11 millones de puestos de trabajo, con una tasa de desempleo estimada en el 5,5%, la misma cifra que antes del inicio de la pandemia.

Refuerzo del control de las elecciones en Hong Kong

También se envió un mensaje a Hong Kong. "Seguiremos aplicando plenamente y con precisión la política de 'un país, dos sistemas'", dijo el Primer Ministro chino, y añadió: "Mejoraremos la Constitución e impediremos que fuerzas externas interfieran en Hong Kong". "

Estas palabras se hacen eco de las del vicepresidente de la Asamblea Popular Nacional, Wang Chen, que es partidario de reformar el Código Electoral de la Región Administrativa Especial y de reforzar el control de los candidatos a las elecciones. El portavoz de la Asamblea Popular Nacional, Zhang Yesui, dijo el viernes que el sistema electoral de Hong Kong debe ser "mejorado" para cumplir el deseo del presidente Xi Jinping, quien el pasado enero dijo que quería que los "patriotas", o delegados pro-Pequín, gobernaran Hong Kong.

Aumento de la edad de jubilación

Entre otros anuncios a los delegados del PCC en Pekín, China elevará gradualmente la edad de jubilación, ya que no tiene otra opción, dijo Li Keqiang, dado el envejecimiento de la población del país y la escasez de mano de obra en algunos sectores. El anuncio forma parte del 14º Plan Quinquenal hasta 2025, por lo que se eleva a lo más alto de la agenda nacional tras años de debate.

La edad legal de jubilación es ahora de 60 años para los hombres en China, 55 para las mujeres, e incluso 50 para los que se dedican a ocupaciones físicas. Este cambio es motivo de preocupación en las redes sociales. Según la Oficina Nacional de Estadística, más del 18% de los chinos tiene más de 60 años, mientras que los umbrales vigentes se establecieron en la década de 1950, cuando la esperanza de vida era de 57 años, 77 en la actualidad, y Pekín pretende elevarla a 79 para 2030. La medida será progresiva, según el responsable del gobierno, y acompañará a una "mejora de la tasa de fertilidad", lo que sugiere un probable cambio en la política de natalidad.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas