Japón

Japón: el agua contaminada por la catástrofe de Fukushima será vertida al océano

Vista aérea de la planta nuclear de  TEPCO Fukushima Daiichi, el 14 de febrero de 2021 en Japón
Vista aérea de la planta nuclear de TEPCO Fukushima Daiichi, el 14 de febrero de 2021 en Japón . JIJI PRESS/AFP/Archivos

Tokio ha decidido volcar al mar más de un millón de toneladas de agua contaminada procedente de la central nuclear de Fukushima. Los límites de almacenamiento de esta agua - parcialmente tratada - se alcanzarán pronto. La decisión del gobierno se produce 10 años después del accidente de la central, provocado por un terremoto de 9 grados de magnitud seguido de un gigantesco tsunami. Los pescadores de Fukushima y de los países vecinos, como Corea del Sur, China y Taiwán, se oponen a ella.

Anuncios

Con Frédéric Charles corresponsal de RFI en Japón,

Los pescadores de la región de Fukushima ya están sufriendo los rumores sobre su pescado, que sólo pueden vender a precios reducidos. Un vertido del agua después del tratamiento sería malinterpretado por los consumidores y tendría un "impacto catastrófico en su industria", dicen. El vertido del agua en el Océano Pacífico comenzará en unos dos años.

500 piscinas olímpicas

Casi 1,3 millones de toneladas se almacenan en un millar de tanques en el emplazamiento nuclear. Eso es suficiente para llenar 500 piscinas olímpicas. Le cuesta a su operador Tepco más de 900 millones de dólares cada año. La capacidad de almacenamiento del agua contaminada utilizada para refrigerar tres de los seis reactores que se fundieron llegará a su límite en otoño de 2022. La central también debe recuperar las aguas subterráneas que se filtran en los sótanos de los edificios del reactor.

La mayoría de las plantas liberan tritio

Tepco consigue filtrar el agua para eliminar todos los radionucleidos excepto uno: el tritio. El gobierno japonés señala que la mayoría de las centrales del mundo liberan agua que contiene tritio sin ningún impacto en el medio ambiente marino.

Ken Buesseler, científico del Instituto Oceanográfico de Woods Hole, en Estados Unidos, que ha visitado Fukushima en varias ocasiones, señala que "otros contaminantes, además del tritio, permanecen en niveles muy altos en los depósitos" del emplazamiento de la central. Y estos contaminantes "suponen un mayor riesgo para la salud que el tritio porque se acumulan más fácilmente en los mariscos y en los sedimentos del fondo marino".

Los vecinos del archipiélago nipón se oponen al vertido. China, Taiwán y Corea del Sur denunciaron la operación. Este martes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Sur convocó al embajador japonés para manifestar su preocupación.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas