China

La justicia de Hong Kong condena a eminentes activistas prodemocracia

El magnate de la prensa de Hong Kong, Jimmy Lai, ha sido condenado a 14 meses de prisión por haber colaborado en la organización de protestas prodemocráticas en 2019 en la excolonia británica.
El magnate de la prensa de Hong Kong, Jimmy Lai, ha sido condenado a 14 meses de prisión por haber colaborado en la organización de protestas prodemocráticas en 2019 en la excolonia británica. REUTERS - TYRONE SIU

En una condena histórica en Hong Kong, nueve conocidos activistas prodemocracia fueron declarados culpables de haber organizado una de las mayores protestas contra el control de Pekin en 2019. Cinco de los activistas han recibido penas de prisión, entre ellos el magnate de la prensa Jimmy Lai.

Anuncios

Los nueve activistas prodemócratas fueron condenados por haber participado en la organización de una protesta que habría reunido 1,7 millones de participantes, según los organizadores, lo que representaría a un 25% de la población de la región semiautónoma. Los manifestantes reclamaban una verdadera democracia para la isla y el respeto de su relativa independencia respecto de Pekín, tras la presentación de un proyecto de ley que buscaba extraditar a detenidos a China continental.

Entre los condenados, que recibieron penas de entre 8 y 18 meses de cárcel, está Martin Lee, de 82 años. Este abogado fue escogido por Pekín para redactar, antes de la cesión en 1997 de parte de Reino Unido, la Ley Fundamental que sirve como una mini-constitución en Hong Kong. También fue declarada culpable Margaret Ng, de 73 años. La conocida letrada ha pronunciado su propio alegato final de defensa, clamando en favor de la libertad de expresión y de reunión pacífica. Pero la juez Amanda Woodcock ha considerado que esta protesta, como muchas otras de 2019, perturbó la circulación y que su carácter pacífico no podía servir de excusa.

A la audiencia asistieron simpatizantes, familiares, periodistas y diplomáticos, en representación de la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, Suecia, Australia, Alemania y Francia.

Entre los condenados está también el millonario magnate de la prensa, Jimmy Lai, con una doble sentencia a 14 meses de prisión. Lai fue encarcelado en enero, en medio de una gran redada contra el movimiento prodemócrata, por haber violado la ley de seguridad nacional impuesta por China en 2020. Un texto que según la ONG Amnistía Internacional, se ha convertido en una herramienta para violar sistemáticamente los derechos humanos en Hong Kong.

Además Pekín aprobó hace unas semanas una reforma del sistema electoral de Hong Kong que marginalizará a la oposición prodemocracia.

Activistas prodemocráticos en Hong Kong, enemigos en Pekín

La mayoría de estos veteranos de la oposición de Hong Kong, a menudo apóstoles de la no violencia, han pasado décadas movilizándose en vano por el establecimiento de un verdadero sufragio universal en la excolonia británica.

Jimmy Lai tiene tras de si una larga carrera de oposición a Pekín. Nació en una familia china rica que lo perdió todo con la llegada de los comunistas al poder. Consiguió escapar a Hong Kong y desde cero creó un imperio textil, convirtiéndose en uno de los magnates de la entonces colonia británica. Pero cuando en 1989 el gobierno chino aplastó con tanques las protestas prodemocráticas en la plaza de Tiananmen, en Pekín, Lai decidió alzar la voz, fundando su primer periódico, crítico con los dirigentes comunistas. Esto llevó al cierre de su imperio textil, que se transformó en un imperio de medios de comunicación, con varios tabloides.

Desde entonces, Pekín lo ha tenido en el punto de mira y múltiples fiscales han intentado condenarlo, pero la de este viernes es su primera sentencia, por apoyar las protestas prodemocráticas. Antes de que su sentencia fuera dictada el viernes, los fiscales agregaron un cargo adicional de conspiración para confabular con fuerzas extranjeras, así como de conspiración para obstruir el curso de la justicia. Y son estos dos cargos, en virtud de la ley de seguridad nacional impuesta por China, los que amenazan con mantener a Lai tras las rejas por el resto de su vida. Los delitos contra la seguridad nacional se prolongan hasta cadena perpetua y a la mayoría de los acusados, como Lai, se les niega la libertad bajo fianza.

Las dos publicaciones principales de Lai, el periódico Apple Daily y la revista Next, solo digital, respaldan abiertamente las protestas por la democracia en una ciudad donde los competidores apoyan a Beijing o siguen una línea mucho más cautelosa. Las dos publicaciones han estado en gran parte desprovistas de publicidad durante años, ya que las marcas se mantienen alejadas de la ira de Beijing. Lai ha cubierto las pérdidas con su propio dinero.

Pero son populares y ofrecen una mezcla embriagadora de noticias de celebridades, escándalos sexuales e investigaciones genuinas, como una serie reciente que analiza cómo las casas de algunos oficiales de policía de alto rango violaron los códigos de construcción.

A principios de esta semana, el Apple Daily publicó una nota escrita a mano que decía que Lai había enviado desde la prisión. "La situación de Hong Kong es cada vez más escalofriante, pero precisamente por eso, tenemos que amarnos y apreciarnos más", escribió."La era se derrumba ante nosotros y es hora de que nos mantengamos firmes y mantengamos la cabeza en alto".

Con AFP.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas