India

Colapso sanitario en India: 'El principal responsable es Narendra Modi'

Inde, Jammu, el 25 de abril de 2021, cremación de una persona fallecida de Covid-19. El dolor de un allegado.
Inde, Jammu, el 25 de abril de 2021, cremación de una persona fallecida de Covid-19. El dolor de un allegado. AP - Channi Anand

La situación sanitaria es cada vez peor en India: la pandemia registra una dinámica exponencial en un país cuya población alcanza 1.300 millones de personas. Este domingo, las autoridades indias anunciaron cerca de 350.000 nuevos casos, lo que representa el cuarto récord consecutivo en infecciones. Sin embargo, el primer ministro Narendra Modi solo tiene una prioridad en mente, la de ganar las elecciones, estima Jean-Joseph Boillot, economista y especialista en India.

Anuncios

India suma 17 millones de casos, casi 200.000 muertos, saturación de los hospitales en varias ciudades. Varios países se movilizan para ayudar a lndia, entre otros, Alemania, Reino Unido, Francia, Estados Unidos. Londres y París, por ejemplo, han prometido "respiradores". La Unión Europea, a través de su Mecanismo Europeo de Protección Civil, enviarán equipos en los próximos días. Washington, sin prometer directamente vacunas, enviará "componentes" para su producción.

En medio de esta situación crítica, el país está en pleno ciclo electoral. Se elige a los gobernadores de cinco regiones, donde viven 187,2 millones de personas. Dado el tamaño del país, las votaciones se llevan a cabo en fases por distritos en diferentes días, para concentrar así en áreas limitadas tanto a las fuerzas de seguridad como a las autoridades electorales.

Según el economista y especialista en India, Jean-Joseph Boillot, la principal preocupación del primer ministro, Narendra Modi, es la victoria de su partido, el BJP, en estos comicios. Entrevista para RFI de Heike Schmidt.

RFI: El sistema hospitalario indio está al borde del colapso. Falta de camas, de medicinas y de oxígeno. La desesperación, pero también el enfado de los indios, ha incendiado las redes sociales. ¿Esta catástrofe sanitaria ilustra, según uno de sus tuits, "un régimen hindú a la deriva"?

Jean-Joseph Boillot: A la deriva, no lo sé. Pero en cualquier caso, sí sorprende que sigamos utilizando cifras oficiales, ya que sabemos que hay que multiplicar por 30 el número de casos para conocer la cifra real. Es decir, que varios millones de indios, cada día, son alcanzados por esta nueva ola. Sí, hay mala gestión. Desde el regreso a la "normalidad", Narendra Modi piensa en una sola cosa: elecciones, elecciones, elecciones. Entonces no hubo preparación. Incluso en términos de vacunación, me sorprende mucho descubrir que aproximadamente menos del 5% de la población india ha recibido ambas dosis. Para alguien que ha estado jugando a la diplomacia de las vacunas desde junio pasado, eso es bastante repugnante para los indios. Muchos de mis amigos están muriendo. Hay pánico, hay una catástrofe cuya principal responsabilidad, al igual que en Brasil con Jair Bolsonaro, está ligada, en India, a Narendra Modi y a los fundamentalistas nacionalistas hindúes.

La región de Bengala Occidental se ve muy afectada por la Covid-19. Sin embargo, el primer ministro Narendra Modi insiste en organizar allí gigantescos mítines electorales para lograr la victoria en las elecciones regionales, crucial para su partido, el BJP. ¿No corre el riesgo de que esta negligencia se vuelva en su contra y salga debilitado y desacreditado?

El hecho de que exista un fenómeno de revuelta e indignación en las redes sociales no significa necesariamente que vaya a haber sanciones electorales. Se necesitan dos condiciones para esto. La primera es que haya una alternativa política. Sin embargo, la probable victoria del partido hindú BJP en Bengala Occidental se explica por la división de los partidos de oposición. Y ocurre lo mismo en el resto de la India: no hay una alternativa real ni una capacidad de los partidos de oposición de unificar bajo su mando.

¿Entonces no espera ninguna sanción en las urnas para Modi o el BJP?

Podría funcionar, esta idea de sanción en las urnas, si realmente hubiera una energía, una fuerza, especialmente entre la juventud india. Sin embargo, hay más bien un fenómeno de desesperación, que viene acompañado por otro fenómeno, conocido en las tomas del poder por parte de regímenes neofascistas: tienes un líder carismático que hace creer que te va a salvar del naufragio. Me temo que ese es el papel que está representando Narendra Modi.

India se enorgullecía de ser la "fábrica del mundo" de vacunas, pero ahora los centros de vacunación indios están cerrando debido a la escasez. ¿No es esto una importante pérdida de prestigio para este país que, sin embargo, se presenta como una gran potencia regional moderna?

No sé si es una pérdida de prestigio. Pero, por supuesto, está situación plantea una visión más realista respecto a la retórica de la "diplomacia de las vacunas" y de la capacidad de India para enfrentarse a China.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas