China

Un poema chino de más de mil años hizo desplomarse la cotización de un gigante en línea

El logo del gigante chino del comercio online Meituan el 30 de abril de 2021 en Pekín (Imagen de la ilustración).
El logo del gigante chino del comercio online Meituan el 30 de abril de 2021 en Pekín (Imagen de la ilustración). AP - Ng Han Guan

El jefe de Meituan, uno de los gigantes de la industria tecnológica china, tropezó con la historia milenaria de su país y arrastró a su compañía. Su pecado: la publicación en una red social de un viejo poema de la dinastía Tang que fue interpretado como un desafío al poder.

Anuncios

Son malos tiempos para los grandes dirigentes de la industria tecnológica en China. Después de que el fundador de Ali Baba, Jack Ma, cayera en desgracia, parecer ser el turno del jefe de Meituan, otro gigante de la venta online. En el punto de mira de las autoridades con el pretexto de la lucha contra los monopolios, el grupo ha visto caer su cotización en bolsa. El detonante de esta caída fue un antiguo poema que el jefe de Meituan colgó en Internet, que parece una crítica al poder.

"La dinastía Qin está arruinada, el bambú y la tela están ardiendo". Este poema, una sátira del poder, que data de la dinastía Tang, probablemente agravó el caso del jefe de Meituan. Al publicarlo en la red social Fanfou el pasado fin de semana, Wang Xing se convirtió en blanco de críticas.

Aunque el jefe retiró más tarde el mensaje y emitió una rectificación, los inversores, previendo las próximas sanciones, retiraron su dinero. Así, la acción se desplomó un 12% en una semana. El CEO de la empresa vio así evaporarse 2.500 millones de dólares.

Pero Wang Xing ya sabía que caminaba por un campo minado. Desde hace meses, las autoridades, a través de los organismos reguladores, intensifican su campaña para meter en cintura a los grandes grupos digitales, para que cumplan las directivas de respeto a la competencia.

En abril, las principales empresas del sector, como Meituan, Ant Group, la empresa matriz de Ali Baba, y Baidu y Tencent, fueron convocadas y se les pidió que corrigieran su comportamiento potencialmente monopolístico.

Un pretexto, según los analistas del sistema político chino, para limitar la influencia de estas empresas digitales en la sociedad. Jack Ma, el fundador de Ali Baba, ya lo sufrió en carne propia en el pasado mes de octubre. Tras un discurso crítico, las autoridades de la competencia le impusieron una multa récord. Meituan puede esperarse a correr la misma suerte.  

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas