Australia

La Gran Barrera de Coral, ¿otro capítulo de la disputa entre Australia y China?

Una comisión de la UNICEF ha recomendado la inclusión de la Gran Barrera de Coral en la lista de lugares en peligro del patrimonio mundial.
Una comisión de la UNICEF ha recomendado la inclusión de la Gran Barrera de Coral en la lista de lugares en peligro del patrimonio mundial. SARAH LAI AFP

Australia dejó claro que se opondrá a un plan de la UNESCO para incluir la Gran Barrera de Coral en la lista de patrimonio mundial en peligro, debido al deterioro provocado por el cambio climático. Fuentes del gobierno australiano dan a entender que China estaría detrás de la iniciativa.

Anuncios

La UNESCO publicó este lunes 21 de junio un informe preliminar en el que recomienda que se degrade el estatus de la Gran Barrera de Coral, incluida en el patrimonio mundial desde 1981, debido a su deterioro, en gran parte por los episodios de blanqueamiento de los corales, consecuencia de los trastornos climáticos.

Según la UNESCO, las perspectivas a largo plazo del mayor sistema de arrecifes de coral del mundo han empeorado y es necesario actuar para contrarrestar los efectos del cambio climático. Por lo que una comisión de la organización ha recomendado la inclusión de la Gran Barrera de Coral en la lista de lugares en peligro del patrimonio mundial.

La petición provocó el enojo del gobierno australiano que respondió tachándola de injerencia política. La ministra de Medio Ambiente, Susan Ley, dijo que Canberra impugnaría la recomendación y defendió las medidas australianas para la protección del arrecife. 

"Estoy de acuerdo en que el cambio climático global es la mayor amenaza para los arrecifes del mundo, pero es incorrecto, en nuestra opinión, designar el arrecife mejor administrado del mundo para una lista [de sitios] 'en peligro'", afirmó Susan Ley.

China, ¿detrás de la iniciativa?

Fuentes del gobierno australiano citadas por varios medios dan a entender que China, que preside la comisión, está detrás de la iniciativa.

Las relaciones entre Pekín y Canberra se agravaron el año pasado después de que Australia acusara a China de inmiscuirse en asuntos internos, y empeoraron cuando el primer ministro Scott Morrison solicitó una investigación independiente sobre los orígenes de la pandemia del coronavirus.

Grupos ecologistas, sin embargo, rechazan los fundamentos políticos de la decisión y estiman que Australia no está haciendo lo suficiente para proteger el arrecife, especialmente en lo relativo al cambio climático.

Según los científicos, desde 2015 el mayor ecosistema vivo del mundo ha sufrido tres grandes episodios de decoloración del coral debido a graves olas de calor marinas.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas