Hong Kong - China

Hong Kong: el diario Apple Daily, crítico con Pekín, deja de publicarse

El periódico prodemocrático de Hong Kong, Apple Daily, se ha visto obligado a cerrar, poniendo fin a 26 años de enfrentamiento con los líderes autoritarios de China.
El periódico prodemocrático de Hong Kong, Apple Daily, se ha visto obligado a cerrar, poniendo fin a 26 años de enfrentamiento con los líderes autoritarios de China. Anthony WALLACE AFP

El diario hongkonés Apple Daily, crítico con el régimen chino, imprimió el miércoles por la noche su último número antes de dejar de publicarse, tras la creciente presión de las autoridades, que se escudan en una ley de seguridad nacional promulgada por Pekín hace un año.

Anuncios

El anuncio el miércoles de que el periódico, que apoyaba abiertamente el movimiento prodemocrático de Hong Kong, va a cerrar después de 26 años es el último golpe a las libertades de las que disfruta la excolonia británica. Se produce después de que en junio de 2020 se impusiera una drástica legislación destinada a acabar con la disidencia en Hong Kong. En última instancia, podría llevar a algunos medios internacionales a cuestionar su presencia allí.

"Apple Daily ha decidido que el periódico dejará de funcionar a partir de la medianoche y que el 24 de junio será su último día de publicación", se lee en su página web -que ya no se actualiza-, con la pérdida de unos 1.000 puestos de trabajo, incluidos los de 700 periodistas. No obstante, el sitio web del Apple Daily seguirá funcionando, según la empresa matriz del diario pro-democrático, especialmente en Taiwán.

Cientos de personas se reunieron frente a la sede del periódico el miércoles por la noche para expresar su apoyo. Una foto de esta pequeña multitud fue elegida para la portada del último número del Apple Daily, del que se imprimieron un millón de ejemplares de la noche a la mañana, una cantidad considerable teniendo en cuenta que Hong Kong tiene 7,5 millones de habitantes.

Redadas policiales y acusaciones contra periodistas

“La primera acción abiertamente hostil de la policía contra el Apple Daily fue en agosto", recuerda Florence de Changy, corresponsal de RFI en Hong Kong. La policía envió a 200 agentes al lugar y detuvo a ocho personas, entre ellas Jimmy Lai, el conocido fundador del grupo mediático Next Digital, dos de sus hijos y varios ejecutivos. Jimmy Lai está en prisión desde diciembre. Está cumpliendo varias condenas por concentraciones ilegales a la espera de ser juzgado por la Ley de Seguridad Nacional. 

Más recientemente, en mayo, el ministro de Seguridad, John Lee, anunció que las cuentas bancarias de Jimmy Lai habían sido congeladas: todo el mundo sabe que sin el apoyo financiero del magnate hongkonés la supervivencia del periódico estaba en peligro.

Además, el comisario de policía, Chris Tang, hizo unos comentarios públicos muy hostiles sobre el periódico, lo que obviamente fue un muy mal presagio. Y finalmente, el 17 de junio, hace exactamente una semana, se produjo otra redada masiva de la policía en la sede del periódico, con la incautación de decenas de ordenadores y, de nuevo, la detención de cinco ejecutivos, dos de los cuales, el editor y el director del periódico, fueron finalmente acusados de "colusión con potencias extranjeras para sedición" y mantenidos en prisión.

Ese mismo día, la policía anunció la congelación de las cuentas de la empresa del grupo e instó a todo el mundo a "cortar todo vínculo" con el periódico. A partir de entonces, estaba claro que el periódico tenía las horas contadas.

"Se atrevió a decir lo que pensaba”

Ante la tristeza y la decepción, la primera reacción del público fue abalanzarse sobre el periódico, que en su último número tuvo una tirada de un millón de ejemplares, frente a los 80.000 habituales. Cabe destacar que, a pesar de sus inicios sensacionalistas, muchos de sus lectores, en su mayoría de la clase trabajadora de Hong Kong, estaban convencidos de que el Apple Daily era el único medio de comunicación que decía la verdad.

"Un amigo me compró el último periódico @appledaily_hk . Un recuerdo del mundo de ayer".

"Los hongkoneses han perdido un medio de comunicación que se atrevía a decir lo que pensaba y defendía con insistencia la verdad", declararon ocho asociaciones locales de periodistas en un comunicado conjunto, en el que llamaban a los miembros de la profesión a vestirse de negro el jueves. El jefe de la diplomacia británica, Dominic Raab, calificó el cierre como una "demostración escalofriante" de la "campaña para silenciar todas las voces de la oposición" orquestada por las autoridades locales.

El editor del Apple Daily, Ryan Law, y su director general, Cheung Kim-hung, fueron acusados formalmente el 18 de junio de colusión con una potencia extranjera. Desde entonces han sido detenidos y se enfrentan a cadena perpetua.

El miércoles, el principal columnista del periódico, que firmaba con el nombre de Li Ping, fue detenido, también acusado de connivencia con potencias extranjeras. También fue acusado en virtud de la Ley de Seguridad Nacional. Es la primera vez que las opiniones políticas publicadas por un medio de comunicación de Hong Kong dan lugar a un proceso judicial en virtud de esta controvertida legislación. Pero su entrada en vigor ya ha cambiado radicalmente el panorama político y judicial.

 Comparecencia sin jurado

El primer juicio de una persona acusada de violar la ley comenzó el miércoles sin jurado, marcando un punto de inflexión para el sistema judicial del territorio. Tong Ying-kit, de 24 años, que se enfrenta a cargos como terrorismo e incitación a la secesión, fue el primer hongkonés acusado el pasado verano en virtud de la ley, que se ha convertido en la principal herramienta legal en la toma de posesión de Hong Kong por parte del gobierno comunista chino.

Se lo acusa de embestir deliberadamente con una moto a un grupo de policías el 1 de julio de 2020, horas después de la entrada en vigor de la legislación, entre los que hubo tres heridos. Hasta la entrada en vigor de la Ley de Seguridad Nacional se requería un jurado para juzgar delitos tan graves.

La ley aborda los delitos relacionados con la secesión, la subversión, el terrorismo y la connivencia con fuerzas extranjeras.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas